Los tipos de fiesteros cubanos

Los tipos de fiesteros cubanos

Los cubanos somos por excelencia fiesteros. Si hay música, bebida y comida se arma la parranda en pocos minutos. Además, somos muy buenos anfitriones y disfrutamos al máximo compartiendo con amigos.

No obstante, hay ciertos personajes que no faltan en una buena fiesta cubana, y que, por una cosa u otra, terminan siendo el centro de atención de todas las personas.

Por ejemplo, siempre está el/la comiló[email protected], ese/a que va únicamente a llenarse la panza. Repite el plato una y otra vez y, cuando termina, saca una javita del bolsillo para pedir un poquito de algo para su hijo, hermano o cualquier otro familiar.

Y bueno, el/la [email protected] por excelencia no puede faltar. -downvids.com

También está el/la [email protected], que va exclusivamente a buscar pareja o alguien con quien pasar la noche. Al principio se pone un poco selectivo, pero cuando avanza la fiesta comienza a disparar sus armas de seducción y, sin que el resto sepa cómo, sale de la fiesta con alguien de la mano.

Y bueno, el/la [email protected] por excelencia no puede faltar. Llega incluso a molestarte, porque tú exhibes tus modestos pasillos, mientras él da toda una clase de como se hace. ¡Ah! Lo mismo baila casino, salsa, reguetón o danzón. Sin darte cuenta, ese amigo se encuentra solo en la pista y los aplausos son para él.

Muchos van a las fiestas solo para tomar alcohol. -elnuevoherald.com

Por supuesto, el/la amante del alcohol siempre está ahí. Nada más olerlo canta Las Mañanitas. Tienes miedo porque no sabes cómo va a reaccionar: puede ponerse cariñoso y decirles a todos que los quiere y que son sus hermanos; puede salírsele toda la sinceridad a flote y soltar algunas verdades; o puede pasarse llorando toda la noche. Lo mejor es mantenerlo alejado de las bebidas, tarea difícil para los anfitriones.

Por último, está el que habla toda la noche, el que no sabe bailar, ni cantar y para colmo está soltero. Si se te ocurre preguntarle cómo está, pues te cuenta toda su vida, sus problemas y, además, te pide que cuentes los tuyos. Cuando menos lo esperas ya la fiesta acabó… Pero al menos, compartiste con tu amigo.

 Y tú, ¿qué tipo de fiestero eres?

Escrito por: Redacción - NFZ.
Patrocinado por Pacotillas - Envíos a Cuba