¡Llegaron los huevos!, el grito que hacer formar rápidamente las colas en Cuba

¡Llegaron los huevos!, el grito que hacer formar rápidamente las colas en Cuba

Cuando el barrio habanero de Santo Suárez vieron llegar a la carnicería el camión de los huevos se formó un gran revuelo entre los habitantes del lugar. Rápidamente se comenzaron a formar las colas en las carnicerías para poder comprar los preciados huevos.

Cada carnicería tiene a los consumidores específicos que compran en ellas y en cuestión de minutos unas cola puede llegar a tener hasta 50 personas. Los cubanos estamos acostumbrados a socializar y en las colas, donde por lo general tienen que esperar muchísimo tiempo para comprar, empiezan las conversaciones y los comentarios sobre los problemas cotidianos de los vecinos.

Por lo general es tema de conversación la cantidad de huevos que dan por persona, unas veces son más pero otras no dan ni para mitad de mes. Hay personas que al ver el largo de la cola se van y regresan más tarde. Otras no tienen más remedio que esperar y en la esperar conversar de temas como la pelota, el Wifi del parque, la vecina que parió y hasta del que vino de afuera. Es así que pasa el tiempo y la cola va caminando hasta que llega la hora del cierre de la carnicería.

Cada carnicería tiene a los consumidores específicos que compran en ellas y en cuestión de minutos unas cola puede llegar a tener hasta 50 personas. Foto cortesía CubaConecta

Durante varios días se leerá en la pizarra la cantidad de huevos normados, cinco por persona con un costo de 15 centavos cada uno, además los cinco huevos adicionales que tienen un costo de un peso y diez centavos más cuatro liberados por el mismo precio. Por ahora el carnicero no podrá vender más de lo establecido.

Luego del paso del huracán Irma por el territorio nacional fue que comenzó el racionamiento de los huevos de esta manera. Entre los daños ocasionados por este fenómeno meteorológico se reportó la caída de los techos de muchas granjas avícolas y hubo una gran pérdida de muchas de estas aves. Producto de este racionamiento, el precio del huevo aumentó considerablemente en lo que aquí conocemos como “por la izquierda”. Cada cartón viene diseñado para 30 capacidades y tiene un costo estatal de 33 pesos cubanos pero a consecuencia de la escasez aumentó su precio hasta cuatro veces más, 125 pesos cubanos.

Tras el alza del precio de los huevos el gobierno de la isla hizo público que toda aquella persona que fuera atrapada vendiéndolos ilegalmente sería sancionada, incluso con la cárcel.

La mayoría de la población cubana cuenta con pocos recursos y son estos habitantes los que más problemas tienen debido a las carencias.

lgunos piensan que al menos así tendrán los huevos todos los meses, en el caso de otros tienen la esperanza de que los liberados volverán a formar parte de las tarimas de los mercados estatales.

Escrito por: Redacción.




1 2 262