fbpx
El gorrión
PickPik

¿Por qué le cae «el gorrión» al cubano cuando viaja?

¿Quién no ha escuchado la famosa frase de “fulano anda con el gorrión»?, cuando se trata de un cubano que viaja por primera vez. Pues si, casi ninguno escapa de ese “gorrión» primerizo que significa caer en un estado de añoranza o nostalgia por su tierra, y uno entonces se pregunta a veces, si en la mayoria de los casos el cubano que viaja mejora su vida en casi todos los sentidos, ¿por qué esa melancolía?


Bueno, no es muy difícil responder a esa pregunta mirando la rutina de los cubanos cada día.

El gorrión: extrañar lo que dejamos

En Cuba, las personas se adaptan a cosas tan sencillas como el simple hecho de ir a la esquina para dar “muela» (conversar) con algún grupo de personas o amigos, o tal vez el poder sentarse con algún grupo de compañeros a “echarse media» (tomar ron).

Por otra parte, está el poder salir temprano del trabajo, dando alguna excusa barata o simplemente aprovechando que el director se fue antes de tiempo. Así es, desde mi punto de vista, Cuba es un país que por una parte tiene muchas restricciones, pero por otro lado posee algunas libertades enormes, que en cualquier otro país pueden ser penalizadas. Me refiero con esto a los ejemplos anteriores, por mencionar algunos casos.

Desde luego que no celebro esas cosas, aunque muchos cubanos se hallan adaptado a ellas y critiquen a los países capitalistas por no tenerlas. Pero son de hecho factores fundamentales por los que al cubano que viaja le puede caer “el gorrión». De hecho, he conocido varios que no han soportado el cambio tan brusco y han decidido regresar a la isla.

Pero algo sí es bien seguro, ese “gorrión» no es eterno, y a medida que pasa el tiempo va menguando, principalmente cuando ves que tu vida se asienta y mejora notablemente.

Pero casi nadie escapa de él, ya que creces corriendo libremente por las calles de Cuba  junto a tus amigos de toda la vida, sin un horario límite o peligro alguno. Así inconscientemente creas en tu interior un sentimiento de estadía indefinida en tu país, reforzado al ver que poder viajar es tan difícil.

Abordar una realidad diferente

Cuba no se parece a nada, y al abordar otra realidad tan diferente se nos dificulta procesar tanta información con respecto a lo que estábamos acostumbrados. Además, muchos dejamos lazos fuertes, porque nos vamos con cierta edad avanzada, que para algunos puede ser a tiempo, pero para otros tal vez un poco tarde.

Dejamos lazos como amigos, familiares, el hogar de toda la vida y el sol de cada mañana. Solo cuando nos cae el “gorrión», nos percatamos de cuan aferrados estábamos a Cuba, de cuanto bien o cuanto mal nos hizo.

Escrito por | Redacción - AHP

Fuente: Radio Televisión Martí/ Archivo TodoCuba

Patrocinado por: Pacotillas - Envíos a Cuba