La Navidad, una celebración aún mas popular entre los cubanos

La Navidad, una celebración aún mas popular entre los cubanos
© Elio Delgado

Cuando el calendario anuncia que están por llegar las fechas navideñas y la Navidad, la ciudad de Trinidad prepara sus calles y casas para recibir la versión criolla de las posadas navideñas.

Antes de la Nochebuena, un grupo de niños guiados por la Parroquial Mayor inician un periplo de nueve días como el que realizaran María y José cuando estaban a punto de recibir el nacimiento de Jesús, e iban pidiendo abrigo en cada casa hasta llegar a Belén.

La dramatización que tiene lugar ahora en la ciudad de Trinidad, y que incluso ha extendido sus ecos hacia otras ciudades como Cienfuegos, La Habana, Camagüey; además de la supuesta petición de albergue, consta de lecturas de pasajes de la Biblia, reflexiones sobre temas sociales acuciantes y hasta algunos de índole internacional, pero que afectan en general a toda la humanidad.

Entrada a la ciudad de Trinidad en Cuba. FUENTE: los viajes de Sofía.

Esta tradición de Navidad, copiada desde México en los años 40 del pasado siglo ha tenido altas y bajas en Cuba, debido a los diferentes momentos transitados por el tema religioso en la Isla.

Mercedes Betancourt Echemendía ha estado toda su vida vinculada a esta iniciativa.

Su madre fue quien primero se encargó de rescatar la celebración de las posadas navideñas cuando quedaron olvidadas después de 1959.

Lo hicieron en los años 80, pero entonces todavía se veían con recelo las iniciativas religiosas y muchas de ellas ocurrían en secreto.

La celebración de las posadas navideñas en Trinidad. FUENTE El toque

Los años noventa aportaron una renovación de la fe promovida por las duras condiciones económicas y hasta hoy tres papas católicos han visitado La Habana.

El primero de ellos, Juan Pablo II lo hizo en 1998 y devolvió el carácter de festividad al 25 de diciembre.

Y es a partir de esa fecha en los años noventa, en que se hace flexible este tipo de tradiciones y costumbres y se comenzó a percibir una mayor tolerancia por este tipo de actos.

Hoy por hoy las posadas navideñas es una tradición folclórica, esperada y querida por muchos, para aportar y participar con entusiasmo en esta celebración, en donde se canta, se reza y se comparte con el grupo y con la comunidad.

La fiesta navideña que inunda los paseos adoquinados de la Villa de Trinidad ha pasado de ser un evento oculto, tímido y solo de niños y jóvenes para convertirse en un acontecimiento de matices folclóricos, que incluye a la comunidad completa en una celebración mayor.

También ha sido modelo y referencia en las poblaciones cercanas para hacer este tipo de actos con la comunidad.

La Navidad en cuba Trinidad. FUENTE: viaje a América

Escrito por: Redacción - LB, usando información de: El Toque.
Patrocinado por Pacotillas - Envíos a Cuba