fbpx
Los nombres cubanos con la letra Y
PxHere

La letra Y en los nombres cubanos

Ponerle nombres a los niños cuando nacen puede ser una tarea titánica para los cubanos. Los padres quieren ponerles a sus hijos su mismo nombre, para que así comience una tradición en la familia; la madre asegura que lo mejor es llamar a la niña igual que la protagonista de aquella novela, pues tenía muy buena suerte. Mientras, la abuelita dice que deberían nombrar al pequeño igual que el santo del día en que nació.


En Cuba, una de las alternativas más recurrentes en este conflicto es la de utilizar una inicial que sirva para identificar a la familia. El problema está cuando los nombres “lindos” se acaban y los padres se ponen creativos sin pensar en el futuro de sus hijos. Así sucedió en la Isla con la generación Y a partir del año 1993.

La «generación Y»

Esta preferencia por la letra Y no tiene una explicación científica. Bien podría ser por algunas palabras de los aborígenes, por nombres lugares famosos en otras lenguas o simplemente por una cuestión de moda. Lo cierto es que son miles los cubanos que tienen nombres que comienzan con Y.

Muchos famosos cubanos, sobre todo deportistas, son parte de este fenómeno, como Yulieski Gourriel y su hermano Yuniesky. Fuente: / Pokotaro Wikimedia (CC BY-SA 4.0)

Según algunos estudios, la Y es la cuarta inicial más utilizada en el caso de los hombres, solo superada por la J, la A y la R. Por su parte, en las mujeres la Y ocupa el primer puesto, con Yanet como el nombre más común.

Nombres con Y comunes entre los cubanos

Otros, muy frecuentes en el caso de las mujeres son Yaima, Yadira, Yudeisi, Yuneisy, Yunisleydis, etc. Mientras, en los hombres encontramos a Yoan, Yoel o Yasmani. De hecho, muchos famosos cubanos, sobre todo deportistas, son parte de este fenómeno: Yotuel (cantante), Yipsi Moreno (martillista), Yarisley Silva (pertiguista) y dos de los hermanos Gourriel, Yulieski y Yuniesky.

Aunque en la actualidad la letra A está ganando más espacios entre los nombres de los cubanos, lo cierto es que siguen naciendo niños que por una cuestión de costumbre heredan el nombre de su padre o madre, y con este, la tradicional Y de su generación.

Escrito por | Redacción - AHP

Fuente: Mi Bebé y Yo / Archivo TodoCuba

Patrocinado por: Pacotillas - Envíos a Cuba