La Cruz Verde, la leyenda del símbolo religioso que obró misteriosos milagros en Bayamo

La Cruz Verde, la leyenda del símbolo religioso que obró misteriosos milagros en Bayamo

La historia de la isla de Cuba ha sido enriquecida por leyendas de origen popular, las cuales han trascendido con el paso del tiempo hasta llegar a nuestros días. La época de la colonización y la fundación de las primeras villas españolas nos han heredado muchas de estas leyendas, las cuales han sido embellecidas por sus creadores.

La Villa de San Salvador del Bayamo fue fundada por el adelantado Don Diego de Velazquez. Uno de los barrios de la Villa era el de san Juan Evangelista. En este barrio existió un local que cobijaba una gran cruz de madera pintada de verde, colocada justo en el centro. En ese recinto muy humilde, era donde se celebraban la fiestas de la Santa Cruz. La llave de esta casa era custodiada por las familias más importantes del lugar y cada año, la encargada de custodiar la llave sería la responsable de los actos religiosos que allí se celebraban. En estas fiestas se manifestaba la verdadera creencia, todo el pueblo se unía y se desbordaba en el baile, la alegría, los cantos y cuantos objetos para engalanar la ciudad pudieran existir.

Cuentan que cierto día llegó a establecerse en el lugar un rico terrateniente, ya que había sido bendecido con el otorgamiento de extensos territorios. Al salir a recorrer sus propiedades terminó extraviado y desorientado. Cuando había perdido toda esperanza de encontrar el camino de regreso o de ser salvado se encomendó al hijo de Dios y se durmió. Al despertarse descubrió que tenía un río corriendo a su lado, en el cual se refresco y sació su sed y más adelante vio en el camino una Cruz Verde, parada sobre el suelo. Al seguir uno de sus brazos dio con el camino de regreso.

Actual Calle Céspedes, antigua San Salvador y conocida como la Calle de la Cruz Verde

Al regresar contó a todos los sucedido y la extraña aparición de la Cruz y fue así que llegaron al acuerdo de trasladar el verde símbolo cristiano y ponerla en algún lugar donde todo el pueblo pudiera verla y reverenciarla. Desde entonces ha estado ahí. A pesar de que muchos de los creyentes en ella no conocen ni la razón por la cual se encuentra ahí, en cada mes de Mayo le ponen ofrendas y le dedican sus rezos y fervores religiosos.

Asimismo en los documentos La leyenda de La Cruz Verde se habla de una versión similar. No es a un labrador a quien se refieren sino a un individuo, sirviente de una de las familias más adineradas de la localidad.

Mencionan que, dicho personaje fue encargado de traer desde Santiago de Cuba determinadas cantidades de dinero. Camino de regreso perdió los caballos. Por suerte poco tiempo después las bestias aparecen al igual que La Cruz Verde, hallada sobre las aguas y coronada por una viva luz oplacente. Luego de un tiempo mostrada al párroco de aquel entonces y traslada a la Capilla de Dolores. En la misma noche de su transferencia la enseña desapareció y regresó milagrosamente al lugar donde fue encontrada, así repetidas veces, hasta que se acordó situarla en la mitad del camino.

Unos especulan y otros afirman sobre su desaparición. Es mencionada la versión de que los propietarios de la casa la sacaron y tiraron en medio de la calle, provocaron así la indignación de las personas. Sin embargo se comenta que luego de mucho tiempo y con la tradición ya instaurada en la localidad de profesarle fe al madero, el dueño del local la sacó de madrugada y la quemó en La Hoyá, hoy convertido en parque.

Casa donde estuvo la Cruz Verde, en la actual Calle Céspedes

Cuentan que en el año 1869 se produjo un incendio en el pueblo, cuando los patriotas del ejército libertador incendiaron Bayamo. Debido a este todas las casas de los alrededores quedaron hechas polvo y cenizas, excepto la casa de La Cruz Verde. Este hecho ha sido tomado como una prueba de su sagrada procedencia.

La Cruz de color verde, grande y de madera fuerte y descosida desapareció. Donde supuestamente era su lugar de residencia, al guiarse por comentarios de la vecindad, es ahora una casa particular.

Escrito por: Redacción.
Patrocinado por Pacotillas - Envíos a Cuba