fbpx

Gigantería, los jóvenes cubanos que mejor mueven la vieja Habana (+ Video)

Veinte años lleva Gigantería, una compañía de jóvenes actores cubanos que, montados en zancos salen cada día a desandar los adoquines de La Habana Vieja y repartir alegrías entre los transeúntes. Sus coloridos trajes y la música ensordecedora que los acompaña siempre no dejan indiferente a nadie y es obligado detenerse a contemplarlos mientras bailan e interactúan con el público.


La compañía nació en el abril del año 2 000 cuando decidieron unirse tres grupos (Tropazancos, Cubensi y Somos la Tierra) que se dedicaban a animar las calles del Centro Histórico.

En la actualidad Gigantería cuenta con una docena de actores y cuenta con el apoyo de la Oficina del Historiado de la Ciudad que dirige el Dr. Eusebio Leal. Los roles de los integrantes de la compañía se entrecruzan y cada uno hace de todo, desde tocar diferentes instrumentos musicales hasta andar en zancos.

Precisamente son los elementos acrobáticos que los jóvenes artistas realizan sobre los zancos los que más distinguen a Gigantería; pero no lo único, pues al andar por las alturas se une una propuesta actoral colectiva que encanta al público.

Esta peculiar compañía habanera incluye desde pianistas como Elizabeth Marrero, exjugadores de baloncesto como Eugenio Cruz (quien llegó a integrar el equipo nacional juvenil de Cuba) y actores y trovadores como Jorge Serpa. Todos han aprendido a andar en zancos y participar en los pasacalles de Gigantería.

Cada personaje de la compañía es diseñado dentro del espectáculo tomando en consideración las habilidades de sus intérpretes, pero también su personalidad.

Hasta los más “serios” dentro del conjunto utilizan siempre la técnica del clown y la expresividad corporal y la proyección de la voz para complementar los malabares, la danza y la música.

Gigantería no tiene, como la inmensa mayoría de las compañías, su sede entre cuatro paredes. Su tablado son los adoquines de las calles de La Habana Vieja, su temporada dura todo el años y su público son todos aquellos que tienen la suerte de cruzarse a su paso.

Escrito por | Redacción

Patrocinado por: Pacotillas - Envíos a Cuba