fbpx

Bailar y gozar en el «Sans Souci», el cabaret cubano que llegó a ser uno de los más famosos del mundo

Hubo un tiempo en que, como ahora, todos querían venir a La Habana: celebridades de cualquier clase, artistas, músicos, políticos e incluso mafiosos; y Sans Souci era uno de esos lugares que, si pisabas en la capital, tenías obligatoriamente que visitar.


“Sanssouci” es un término francés que puede traducirse como “sin preocupaciones”. Precisamente, así concebían sus dueños al cabaret-casino Sans Soucí, un lugar para sentirse en casa y divertirse.

Este club llegó a ser uno de los sitios más populares del mundo hasta 1959. Fue fundado tras la I Guerra Mundial y estaba en Arroyo Arenas, en el Km.15 de la carretera Central hacia Pinar del Río.

Arsenio Mariño, natural de Galicia y radicado en Cuba desde 1914, fue codueño del Sans Souci, pero al principio de la década de 1930 vendió su parte.

Luego, Norman Rothman, un conocido miembro de la Cosa Nostra, cercano asociado de Santo Trafficante Jr y asociado de Meyer Lansky, todo un personaje a decir verdad, fue su gerente una temporada.

Para 1955 Lefty Clark de Miami, quien estaba al mando de los mejores casinos vacacionales de Florida, fue su nuevo administrador. Clark y sus asociados gastaron un millón de dólares en el reacondicionamiento del club; establecieron modernas máquinas tragamonedas y revistieron paredes y salones. Las mejoras de Clark permitieron que se sentasen alrededor de 1.100 clientes. Asimismo, similar a Tropicana, le adicionaron un techo de cristal para las noches de lluvia o mal tiempo.

Clark se codeaba con la créme de la créme de la época, y trató con figuras internacionales como Marlene Dietrich, Liberace y Susan Hayward, para que se encargaran del entretenimiento de temporada de 1957-58.

Este club llegó a ser uno de los sitios más populares del mundo hasta 1959. Fue fundado tras la I Guerra Mundial y estaba en Arroyo Arenas, en el Km.15 de la carretera Central hacia Pinar del Río. -pinterest.com

Otras celebridades extranjeras que animaron en este cabaret, fueron Tony Martín, Frank Sinatra, Kirk Douglas o Nat King Cole y personajes como Mario Moreno (Cantinflas), Rocky Marciano o Libertad Lamarque. Marlon Brando, en su primera noche habanera fue al cabaret Sans Souci para encontrarse con su amiga, la actriz y cantante Dorothy Dandridge, que actuaba en el cabaret Sans Souci.

Después de remodelado el club, el excelente maestro, Alberto Alonso, montó excelentes y elaborados shows con coreografías exclusivas, poniéndolo a la par de Tropicana.

En los últimos años del cabaret, Santo Trafficante Jr. era el propietario del establecimiento. Un  31 de diciembre de 1958 presentó un espectáculo conformado por Las D’Aida y con la producción de Sabor y Souvenir de Haití, con Martha Jean Claude, Miriam Barrera, Nancy Álvarez y los bailarines Ana Gloria y Ferrán. Sin embargo, la suerte del cabaret terminó esa noche cuando fue saqueado durante la madrugada, acontecimiento que cerró sus puertas para siempre.

Por: Alejandra Angulo Alonso

Escrito por | Redacción

Patrocinado por: Pacotillas - Envíos a Cuba