fbpx

Alicia Alonso cumplió 97 años de vida

Alicia Alonso nació el 21 de diciembre de 1920, bajo el seno de una familia formada por el teniente veterinario Antonio Martinez Arredondo y la modista Ernestina del Hoyo, en un modesto reparto marianense de Pogolotti, el 29 de diciembre de 1931 hizo su primera aparición en escena como bailarina en la Escuela de Ballet de la Sociedad Pro-Arte Musical de La Habana, iniciando así una carrera artística que impuso record, para finalizar a sus 64 años después, el 28 de noviembre de 1995, desde el Teatro Massini de Faenza, Italia, convertida en la volátil artista.


Su arte no supo de fronteras ni limites, tras representarnos en 61 países de los cinco continentes y ser figura estrella desde el inicio de la comedia musical de Broadway, hasta en agrupaciones que luego integró de manera estable como el American Ballet Caravan; el Ballet Theatre de Nueva York, el Ballet Ruso de Montecarlo y el Ballet de Washington, en Estados Unidos y en otras muchas en el resto del mundo en calidad de estrella invitada.

Su maestría técnica (que se adelantó 20 años en los estándares de la época), asi como su estilismo, la condujeron a interpretar un espectacular repertorio de 134 títulos, 82 de ellos internacionales, fruto de los más destacados coreógrafos de la tradición romántico-clásica del siglo XIX, como Jean Dauberval, Jean Coralli, Jules Perrot, Marius Petipa y Lev Ivanov, y de 62 de los más relevantes creadores del siglo XX, entre ellos Mijail Fokine, Eugene Loríng, Antón Dolin, George Balanchine, Antony Tudor, Agnes de Mille, Jerome Robbins, Alberto Alonso y Alberto Méndez, los ejemplos más relevantes.

“Todo lo que he bailado lo he disfrutado mucho, ha sido muy importante para mí, pero Giselle tiene un lugar especial en mi vida como bailarina y como ser humano. Fue un fuerte reto después de un largo y duro reposo. Pero lo vencí. Un bailarín, si es artista de verdad, cuando sale al escenario debe estar dispuesto a darlo todo en él o a morirse sobre sus tablas”, dijo en una ocasión Alicia Alonso.

Embajadora de la República de Cuba, de Buena Voluntad y de la Danza Mundial para la Unesco, su labor en el ámbito artístico y el cultural ha sido reconocida en su tierra y en el resto del mundo con altas distinciones, lo que demuestra sus 22 galardones nacionales y 264 internacionales en un total de 37 naciones.

Incansable en su trabajo, Alicia Alonso sigue siendo, como bien la defino Juan Marinello: “Un ímpetu tenaz, frenético, heroico, disparado contra la enfermedad y contra el tiempo, hacia la perfección incansable”.

Coreógrafa, directora, bailarina, representante y defensora de la cultura de Cuba, desafía hoy los retos que la vida le pone, apartando los obstáculos de su mente, decidida a no dejarse vencer por ellos. Hace unos días, al finalizar un Consejo de Dirección en el Ballet Nacional de Cuba, institución que ha manejado durante 69 años con paso firme, al levantar la copa para el brindis en compañía de unos colaboradores, preguntó: “¿Qué cosa es ser viejo?”.

Escrito por | Redacción

Patrocinado por: Pacotillas - Envíos a Cuba