16 tradiciones navideñas habaneras que se han perdido

16 tradiciones navideñas habaneras que se han perdido

En estudio realizado a personas que vivieron durante varias épocas del país, de diferentes clases sociales y profesiones se conocieron estas 16 tradiciones navideñas que existieron en nuestra isla y ya no existen.

1- La venta de los alimentos como las uvas, castañas, nueces etc, característicos de la navidad en los portales de las tiendas de la ciudad.

2- Los árboles de navidad que pertenecían a la tradición estadounidense y que fue combinada con la tradición española al colocar también el nacimiento de Jesús junto a María José y los Tres Reyes Magos. Estos árboles se hacían presentes en toda la ciudad y eran vendidos en todas las tiendas.

3- La realización de los deliciosos buñuelos de yuca con boniato endulzados con melao.

4- Eran vendidos en todos los lugares higos y dátiles.

5- La presencia en toda la ciudad de carteles con anuncios navideños.

6- La venta y envío de tarjetas de navidad para desear buenas cosas.

7- Las vidrieras de las tiendas se llenaban de artículos navideños y eran bellamente adornadas con guirnaldas que permanentemente se encontraban encendidas.

8- Los juguetes de madera expuestos en los portales frente al Tencent de Monte tenían precios más económicos y por lo tanto más asequibles para las familias pobres.

9- Fuera de la juguetería de los Reyes Magos, en la actual calle de Galiano, había siempre un castañero que cocinaba frente a los clientes las castañas.

10- La creencia de los niños, debido a su inocencia, de que debían poner su carta, con agua y hierva para cuando vinieran los Reyes Magos les trajeran los juguetes que habían pedido.

11- En todas las tiendas se ofrecían productos y preparaciones especiales por Navidad.

12- En las tiendas de víveres de la época, le daban a los clientes, gratuitamente y adicional, turrones, queso, vino. En casi todas había un Papá Noel y ponían una cajita para el que pudiera cooperara y de ahí salía el aguinaldo.

13- Eran entregados en los centros de trabajos una aguinaldo a cada trabajador por Navidad.

14- Era posible escuchar el chillido de cuando se sacrificaba a los cerdos, mientras ibas transitando por la calle, ya que estos se vendían vivos.

15-Algunas familias celebraban con cerdo y otras con guanajos y guineos, por lo que estos últimos también eran muy vendidos.

16- La alegría contagiosa y el espíritu navideño inundaba a todos los habitantes y llegaba a todos los rincones.

Escrito por: Redacción.
Patrocinado por Pacotillas - Envíos a Cuba