Coppelia Conoce los Helados deliciosos más Populares

Coppelia Conoce los Helados deliciosos más Populares

En este artículo dejamos saber algunos comentarios de personas que visitaron la más famosa y buscada heladería de Cuba, según datos encontrados en minube.com y también en tripadvisor.com.

Pero antes de saber estos comentarios que nos pueden dar una idea de que encontrar en el lugar y que se puede pedir como opción, conocer el sitio también puede resultar interesante.

Logo de la Heladería Coppelia

Heladería Coppelia. Todo un símbolo para varias generaciones de cubanos. En Coppelia, heladería al aire libre en medio de una bella mini jungla, comienza la galardonada película Fresa y Chocolate.

Escena de la película cubana Fresa y Chocolate que transcurre en la Heladería Coppelia –  Jorge Perugorría (derecha) y Vladimir Cruz (izquierda)

Los habaneros adoran el lugar y lo hacen objetivo y fin de numerosas visitas, sobre todo durante el fuerte calor del verano tropical buscando degustar la siempre exquisita variedad de sabores y diseños de helados, concebidos para dar gusto y placer a sus “adoradores”.

Desafiando el paso del tiempo y de las generaciones de habaneros, se yergue majestuosa, situada a unos 100m del emblemático Hotel Habana Libre, en la popular esquina de 23 y L, en el área de la populosa Rampa, una obra de arte en forma de araña de hormigón armado, uno de los edificios más bellos construidos en la Isla: la Heladería Coppelia, conocida también como La Catedral del Helado

Inaugurada el 4 de junio de 1966 la Heladería Coppelia fue creada como resultado del talento del arquitecto Mario Girona, quien contó con la colaboración de los arquitectos Rita Maria Grau y Candelario Ajuria.
La edificación es todo un símbolo de varias generaciones de cubanos. Es casi imposible que haya habaneros que no tengan alguna historia o un recuerdo agradable relacionado con esta monumental heladería.

En el sitio donde está enclavada Coppelia, estuvo antes desde el año 1886, el Hospital Reina Mercedes, el cual se mantuvo activo hasta el año 1954, cuando fue demolido con la intención de levantar otro hospital.

Vista en 1908 del Hospital Reina Mercedes, el cual ocupaba el sitio que hoy tiene la Heladería Coppelia

En 1886, los terrenos para el Hospital Reina Mercedes costaron 3 mil pesos y ya en el año 1954, se valoraban en poco más de 250 mil pesos.

Por estar en el llamado corazón de la ciudad, finalmente se decidió levantar allí un rascacielos de 50 pisos. Pero dicho proyecto no llegó a materializarse.

Entonces se edificó el Parque INIT, un lindo pabellón de promoción turística. Fueron reproducidas pequeñas montañas, un lago artificial, escenario flotante, surtidores, cafetería, bar y un restaurante para quinientos comensales.
Tras un año de exitoso funcionamiento el Parque INIT fue desactivado y quedó en su lugar, aprovechando algunas de sus instalaciones, el Centro Recreativo Nocturnal.

Centro turístico ubicado donde se encuentra ahora la heladería Coppelia. Aproxiadamente entre 1959 y 1965

Pero ya en el año 1966 se ideó la construcción de la gigantesca heladería. El arquitecto Mario Girona concibió el croquis de Coppelia en una semana, posiblemente influido formalmente por su anterior obra del centro turístico Guamá. El cálculo estructural estuvo a cargo de los Ingenieros Maximiliano Isoba y Gonzalo Paz.

Primer boceto del arquitecto Mario Girona para la heladería Coppelia. 1965

¿Cómo se construyó?

Para la construcción trabajaron durante 24 horas seis meses seguidos.
Utilizaron el sistema prefabricado, para lograr la repetición de elementos estructurales como vigas y elementos de cubierta.

¿Por qué Coppelia?

“La mejor del mundo”, han repetido durante décadas los cubanos a sabiendas de que posiblemente no era así. Tal vez lo fue los primeros años, aunque los cubanos suelen bromear diciendo que seguro que lo era si no habías probado otras.

En cualquier caso, aquel era el lema y el objetivo cuando se construyó en 1966 y Fidel mandó traer la mejor maquinaria de países europeos. La relación con la Unión Soviética hizo de aquellos unos años de bonanza económica en los que nada parecía imposible. Ni tener los mejores helados del mundo en el Caribe.

Una placa en Coppelia homenajea al comandante (Iker Morán)

Una placa en la majestuosa heladería recuerda que la idea fue de Fidel, pero que fue Celia Sánchez – otra de las revolucionarias de Sierra Maestra, Secretaria de la Presidencia del Consejo de Ministros de Cuba desde 1962 y su compañera durante años – la encargada de hacer realidad el proyecto. También se cuenta que fue ella la que escogió el nombre, en homenaje a Coppelia, su ballet favorito.

Homenaje a Celia Sánchez

Terminada la obra, ni siquiera tuvo ceremonia inaugural. Simplemente se abrió el 4 de junio de 1966, comenzó la venta y la gente curiosa entró y empezó a degustar la gran variedad de exquisitos helados con una oferta de 26 sabores.

Carta de Coppelia con sus 26 sabores originales

Desde entonces Coppelia se ha mantenido en la preferencia del público, que mantiene llena su capacidad para atender mil personas simultáneamente.

Carta de Coppelia con 24 combinaciones

En su diseño se aprecia cinco espacios pequeños, una amplia cancha dividida en tres, y un piso en los altos, también separado por secciones. A ello se le suma un amplio parqueo y una frondosa vegetación natural, que no importuna y se integrara en alguna medida con el exterior.

Coppelia

El edificio central está constituido por columnas de hormigón armado fundidas en el lugar, vigas prefabricadas a pie de obra y un techo circular, cuyo domo de 40 metros de luz libre, está formado por losas nervadas y rematado por un lucernario de cristales de colores que mide cuatro metros de alto y cinco metros de diámetro.
Las vigas vuelan sobre las terrazas y se apoyan en muros que realizan función de contrafuertes. El diámetro de cada piso de los salones superiores es de 12 metros.

Interior del edificio central en Coppelia

Su ubicación es en uno de los lugares más conocidos en Cuba “La Rampa”, en la esquina 23 y L barrio el Vedado.

Se le llama “La Catedral del Helado” y donde está la Heladería es uno de los edificios más bellos que tiene Cuba.

Cancha en el Coppelia

Esperar en la fila un buen rato es parte de la experiencia de visitar Coppelia, al igual que compartir mesa con desconocidos y entablar -si la suerte nos sonríe- una agradable conversación con personas que tal vez no volvamos a ver nunca.

En el parque que rodea la heladería hay varios puestos que venden barquillos y conos de helado.

Tan sólo en la sucursal de La Habana trabajan más de 400 empleados que sirven unos 16.100 litros de helado a 35.000 clientes cada día.

Ahora conozcamos los diferentes comentarios de las personas que han visitado el sitio (dejados en minube.com y tripadvisor.com)

  • Hay quienes opinan que saborear un Helado en Coppelia es como estar en la gloria, que son los mejores del mundo.
  • Muchos de las personas que lo han degustado dicen que se comen en helado lo mejor de lo mejor y que son maravillosos.
  • Disfrutar de un Helado en Coppelia es disfrutar de una gran experiencia, que todo el que visite Cuba debe conocer.
  • Es un helado muy cremoso y rico.
  • Las raciones son abundantes con presentaciones diversas de lluvia de chocolate, lluvia de colores, galletas y otros.

Tablón de sabores actual de Coppelia

La visita a Coppelia es uno de los paseos clásicos de los habaneros, incluso desafiando las inclemencias del tiempo.

Personas protegiéndose de la lluvia mientras hacen la cola para entrar a la Heladería Coppelia

En cuanto a los sabores más populares y delicioso que puedes conseguir allí, pues hay va lo que dejaron las opiniones:

  • El Helado De chocolate:

El helado de chocolate es uno de los sabores preferidos por los visitantes de Coppelia aunque algunos afirman que hay que tener suerte para “empatarse” con el chocolate

Este es uno de los sabores más buscados por lo que han dejado sus comentarios.

  • Seguido del Helado de Fresa

Helado de fresa en Coppelia

Que es uno bastante solicitado también.

  • Le siguen los de Dulce de Leche y Vainilla

A los cubanos los Helados de allí les gusta bien sea solo o con cake, algunos biscochos o con algo de sirope hay también a los que les gusta batido.

Gustan mucho de estos helados y les encanta saborear los de Fresa Bombón, rizado de chocolate y de almendras.

La heladería está dividida en dos zonas, una para turistas en la que se paga en pesos convertibles, y otra para los cubanos, donde se paga en moneda nacional.

Si visitas Coppelia como turista, es probable que un guardia de seguridad te indique que te dirijas a la pequeña zona al aire libre en la que se paga en pesos convertibles. Recomendamos que ignores sus indicaciones.

Coppelia representa un símbolo a las más de cinco generaciones de habaneros y cubanos en general que acuden a degustar un cremoso helado en un ambiente fresco y natural.

La Heladería Coppelia es conocida popularmente como la Catedral del Helado, donde una variada gama de sabores y combinaciones hacen del lugar un agradable espacio al que no se puede dejar de volver. Con el paso del tiempo se construyeron instalaciones similares en otras ciudades del país como Varadero, Camagüey, Villa Clara, Santiago de Cuba y Guantánamo.

Si te gustan los helados de Coppelia,  déjanos saber cuál es tu sabor favorito y escribe en los comentarios?

RECOMENDADOS:

Escrito por: .




1 2 261

1 Comentario

Los comentarios están cerrados