fbpx
Aliñao cubano
Collage TodoCuba

Aliñao: bebida típica del oriente de Cuba

Brindar con «aliñao» cuando nace un bebé en la familia es una antiquísima tradición que aún perdura en el oriente de Cuba, sobre todo en las provincias de Granma y Holguín.


La llegada de un bebé al seno de la familia siempre es motivo de una inmensa alegría. En el oriente cubano, es una tradición que cuando ocurre un acontecimiento, se hace un brindis con “aliñao” para dar la bienvenida al recién nacido y celebrar la felicidad  de los padres.

Bebida de ocasiones especiales

A las personas que acudan a conocer la nueva cría, se les obsequia un trago de esta bebida como señal de agradecimiento, cortesía y expresión de las buenas costumbres familiares, lo cual tiene lugar en un ambiente sano y agradable.

El “aliñao” es un licor típico de la región oriental de Cuba y su elaboración ocurre durante los meses de embarazo de la futura mamá, mas su consumo no se realiza hasta que se haya producido el anhelado alumbramiento.

La aparición de esta bebida se remonta a tiempos muy remotos y su fabricación se ha ido transmitiendo de generación en generación, hasta llegar a nuestros días, cuando su ingestión constituye una práctica en ocasiones tan especiales.

Si la criatura recién nacida es hembra, se guarda una botella de aliñao para celebrar en sus 15 años de edad. Fuente: Pixabay

Preparando el Aliñao

Este licor se elabora a partir de frutas como la piña, la grosella, la cereza, la fruta bomba, el mango y cualquier otra otra que tengan la cualidad de mantenerse en buen estado por un largo período. Se someten a un proceso de cocción en almíbar y posteriormente se les vierte aguardiente.

La mezcla se deposita en un recipiente de cristal, y se sitúa en un lugar seco durante varios meses, etapa en la que poco a poco el licor va adquiriendo un sabor característico que se completa cuando se le añaden trocitos de caña de azúcar.

Según la tradición, en los casos en que la criatura recién nacida sea hembra, se guarda una botella de aliñao y cuando la niña celebre los 15 años de edad, en la fiesta se hará un brindis con el licor añejado desde su nacimiento.

La ingestión del “aliñao” es agradable y placentera en cualquier ocasión y no son pocos los que lo elaboran al margen de la llegada de un bebé, para disfrutar de su sabor inigualable.

Escrito por | Redacción - AHP

Fuente: Cubanos Gurú / Archivo TodoCuba

Patrocinado por: Pacotillas - Envíos a Cuba