fbpx
Cerdo
PxHere

Diferentes formas de comer cerdo en una cena a la cubana

Ya lo decía Buena Fe: el cerdo es el mamífero natural. Siempre a mano, siempre abundante; a ratos excesivamente caro; en otros, a disposición de casi todos. ¡Aquí en TodoCuba te contamos las diferentes formas de comer cerdo que puedes encontrar en una cena a la cubana!


Su consumo fue tan popular que, a finales de los noventa, principio de los 2000, abundaron en las ciudades los criadores de puercos. Este animal llegó incluso a ocupar el lugar de oro de la bañera de pequeños apartamentos, donde convivía el humano con su comida en entrañable fraternidad y a veces en la misma habitación.

El cerdo en las cenas cubanas

Para fiestas, fin de año, día de las madre y otras celebraciones y días importantes; no hay más abundante en el menú cubano que la carne de cerdo asado, acompañada de arroz congrí, yuca con mojos y ensaladas de verduras, sobretodo: tomate, lechuga y pepino.

Cerdo asado. Fuente: JürgenB / Pixabay.

Entonces, la familia entera se reúne, primero en torno a la pierna o el pequeño lechón que se asa, para luego ocupar sus lugares en torno a la mesa y disfrutar la comida. En ella no falta algún que otro abuelo que te asegura, mientras desecha el arroz, que “la carne de cerdo asada se come hasta que te repugna”. Y quizás no te repugna casi nunca y solo paras de saborear porque no puedes más, estás demasiado lleno y dejas para mañana lo que no puedes comer hoy.

Otras formas cubanas de comerlo

Otro día cualquiera en la mesa, la receta es más sencilla: bistec de cerdo. Para muchos, es la comida de al menos una vez a la semana. Se puede preparar empanizado (si tienes ganas y tiempo y no te preocupa mucho ensuciar la meseta con la harina o las migas de pan rallado), en abundante salsa para “mojar el arroz”, o frito en el sartén, con muchas cebollitas que se doran a la par de la carne.

No obstante, si ya te aburre también los bisteces, entonces quedan las masas de cerdo fritas, la carne troceada o las adaptaciones lechoneras de lo que fue la típica ropa vieja (cuyo ingrediente estrella, la carne de res, hace mucho tiempo que está perdida).

Masitas de cerdo
Masitas de cerdo fritas. Fuente: Lulun & kame / Flickr.

¿Y si no quieres nada de esto? Aún quedan las costillas ahumadas, la morcilla, el chorizo, el jamón –industriales o artesanales- para alguna merienda o cena o comida, para hacer unos frijoles o un arroz frito.

Solo falta mencionar, entre esos tan gustados, el pan con lechón que espera a la vuelta de la esquina, para demostrarte que el cubano nunca se cansa de comer cerdo. Sea como sea, una comida con cerdo no tiene comparación. Recuerda visitar nuestra sección de cultura culinaria donde encontrarás todas estas recetas. 

Escrito por | Redacción - NGM

Fuente: Archivo TodoCuba

Patrocinado por: Pacotillas - Envíos a Cuba