fbpx
Guarapo
Joseph Mucira / Pixabay

Guarapo, una de las bebidas más tomadas por los cubanos

Si preguntara a qué cubano le gusta el guarapo, estoy seguro que muy pocos contestarían negativamente. Lo cierto es que este jugo, salido de las entrañas de la caña de azúcar, resulta una bebida sana, nutritiva y refrescante. Con ella, podemos coger un segundo aire cuando andamos caminando por el campo o la ciudad bajo el riguroso calor de nuestro verano.


Con un elevado contenido en azúcares, proteínas y calorías, resulta una bebida energizante magnífica y hasta hay quien dice por ahí que es afrodisíaco.

¿Sabías que antes se bebía guarapo caliente?

Lo que quizás no sea muy conocido, es que en la Cuba colonial, cuando el azúcar se producía totalmente a mano, se acostumbraba a beber el guarapo caliente. Se tomaba directamente de los tachos del ingenio, en los que cuajaba el dulce jugo de la caña hasta convertirse en raspadura. También se utilizaba para endulzar el café y otras bebidas.

Sin embargo, en nuestros días, es mucho más frecuente consumirlo bien frío, con la adición de hielo frappé, y acabadito de exprimir. Esto se debe a que en pocos minutos cambia su color poniéndose oscuro, aunque no por ello pierde su calidad ni su sabor.

Trapiche para guarapo. Fuente: Medea_material / Flickr.

En Cuba, las guaraperas están diseminadas por todas las ciudades. Constan de un molino, movido por un motor eléctrico, en el que se introducen las cañas de azúcar que son aplastadas por dos rodillos giratorios para exprimirles el dulce jugo.

Hay otros procedimientos menos sencillos de obtener el guarapo, como retorcer la caña sobre una vasija, después de haberla machacado un poco.

Una bebida que forma parte de la cultura popular

El guarapo y sus derivados están profundamente arraigados en nuestra cultura popular. Recordemos la letra de ese son montuno que dice: “si tomas guarapo por la madrugá / lo bueno se queda y lo malo se va” o la famosa Guarapachanga de Prevot que decía: “Un día yo fui al central / a casa de mamá Inés / y del trapiche saqué / guarapo para el café”.

Al guarapo se le reduce considerablemente la humedad, hasta hacerlo prácticamente sólido, lo que se conoce como “raspadura” y es también un dulce exquisito.

Panela
Raspadura. Fuente: Wikimedia Commons.

Hoy está mecanizado el trabajo de las fábricas de azúcar y los cañaverales. Sin embargo, el guarapo, esa deliciosa bebida que gusta a la mayoría de los cubanos, se sigue extrayendo de manera artesanal y consumiéndose acabada de exprimir y bien fría.

¿Eres tan fanático del guarapo como nosotros? ¡Seguro que si! Aprovechamos que estás aquí para invitarte a visitar nuestra sección de cultura culinaria. Allí encontrarás muchos otros artículos que también podrían ser de tu interés.

Escrito por | Redacción - NGM

Fuente: Archivo TodoCuba

Patrocinado por: Pacotillas - Envíos a Cuba