El buñuelo cubano, todas las recetas tradicionales que te harán agua la boca

El buñuelo cubano, todas las recetas tradicionales que te harán agua la boca

Las críticas la comida cubana son casi una constante en muchos sitios de internet, que si un turista dijo que en Cuba se come muy mal, que si Virulo hace una parodia diciendo que los cubanos solo tenemos dos papilas gustativas: una para los platanitos y otra para los frijoles negros. Que si la comida cubana tiene mucha grasa.

Todo es relativo en la viña del señor… Nosotros tuvimos a Nitza Villapol en un programa de cocina a diario cuando en países con mucha tradición gastronómica no existía nada al respecto. Tenemos una especia propia (el Bijol), un propio pan, los mejores cócteles del mundo y de uno de ellos, el chef más consagrado del planeta ha realizado una desconstrucción. Tenemos una forma única de trabajar la carne para nuestra vaca frita o la ropa vieja.

Está claro que no es ni Perú, ni México, ni Argentina. Es una isla en el medio del mar Caribe con una gastronomía propia alimentada por la antigua colonia con toques muy creoles con descendencia africana e influencias asiáticas con un arroz frito que ningún restaurante chino en el mundo es capaz de superar como dice la canción “Chivo con vino y pescado con jugo de limón. Un cucurucho de coco en Baracoa o una ayaca en Oriente, que no me den otro guiso que mi ajiaco.”

El buñuelo es uno de los postres tradicionales de la cocina cubana. Era costumbre en las mesas cubanas prepararlos principalmente en navidad, aunque para los cubanos eso de comer un buen dulce no tiene momento fijo. En Cuba generalmente para la presentación se le da forma de ocho pero existen muchas otras como pequeñas bolas, eso siempre queda a cargo y gusto del cocinero.

Lo cierto es que para los cubanos siempre han tenido una significación especial, ya sea en navidad o en una escuela al campo. Representa ese postre casero nacido de la mano de los mayores de la casa y que tiene ese truco de la comida casera con un aire muy cubano. Se pueden comer calientes o fríos. En mi casa no les dan tiempo a enfriarse.

Historia del buñuelo.
Es una preparación de la comida mediterránea muy Antigua. La primera sociedad que consumió buñuelos fue la morisca. Sus ciudadanos, gente de medios humildes, que habitaban los territorios del Sur de la península ibérica y ocupaban puestos de trabajo de baja categoría, desempeñaban también el oficio de vendedores ambulantes de buñuelos. En Sevilla y Granada, eran postre típico los buñuelos fritos en aceite cubiertos de miel. Por otro lado, esta especialidad fue adoptada por los gitanos tras la expulsión morisca y perpetuada hasta la actualidad.


Como ya se mencionó, no solo se consumen buñuelos en España. En algunos países americanos como Colombia y México los buñuelos se sirven en Navidad; concretamente, en Colombia es habitual prepararlos con una mezcla de huevos, queso molido, harina de maíz y azúcar. En Estados Unidos se le conocen como “orejas/lóbulos de elefante”. El origen de la palabra buñuelo se cree derivo de “puñuelo” una especie de bolas que los romanos amasaban con los puños. Existe también la opinión que la palabra procede del francés “beignet”.


Datos sobre el buñuelo.
En algunos países de Latinoamérica, como Colombia, Cuba, Ecuador y México, los buñuelos forman parte de la cena de Navidad, junto a las natillas. En Colombia, por ejemplo, se suele juntar una medida de queso fresco molido, huevos, harina de maíz (o maicena) con un poco de almidón y azúcar. Mezclando todos esos ingredientes se fríen hasta dorarlos. En Cuba es costumbre confeccionarlos con la masa de la yuca. Son dulces típicos en celebraciones señaladas, como el Día de Todos los Santos, Pascua o las Fallas de Valencia (España).


Hay un tipo de buñuelos, en forma de bola y especialmente ligeros, que se llaman buñuelos de viento, por su ligereza y porque suelen tener grandes burbujas de aire en su interior. Es habitual aprovechar el hueco interior para rellenarlos de crema, en cuyo caso se llaman buñuelos de crema.

Otros buñuelos sin crema son, por ejemplo, los buñuelos del Ampurdán, que tienen forma de anillo. En Cataluña, Valencia y las islas Baleares hay muchos tipos de buñuelos dulces asociados a diferentes fiestas, algunos pueden incluir en su masa patata (papa), boniato (batata), queso, higos secos, etc. En otras regiones españolas se hacen porras y churros además de buñuelos. Otra pasta frita típica de Pascua en España son las flores.


Además de estos buñuelos dulces, en la península ibérica es muy frecuente hacer buñuelos salados, los más frecuentes son los buñuelos de bacalao, aunque se pueden hacer de gambas u otros pescados, y los de verduras, típicamente de berenjena, de calabacín, etc.

Nuestras recetas cubanas

En Cuba tenemos varias recetas de buñuelos, (de papas, de queso, de harina de maíz, de catibia, de viento…) los tradicionales buñuelos de Navidad se hacen de yuca y malanga, dándoles forma de un numero 8, bañados en almíbar de anís.

Buñuelos cubanos

Ingredientes:

  • Una libra de yuca
  • Una libra de malanga
  • 1 huevo
  • 1 cucharadita de anís
  • ½ cucharadita de sal
  • ½ taza harina
  • Aceite para freír

Modo de Preparación

Pele las viandas y cocínelas en agua hirviendo sin dejarlas ablandar demasiado. Páselas por la cuchilla más fina de la máquina de moler y luego amáselas con el huevo batido, anís sal y harina hasta que no se pegue a los dedos. Deles forma de número ocho y fríalos en el aceite caliente. Sírvalos con almíbar de anís de punto de hebra.

Receta básica para Almíbar de Anís

Ingredientes:

  • 1 taza de agua
  • 1/2 taza de azúcar
  • Anís estrellado
  • cascarita de limón
  • palito de canela

Modo de Preparación

Poner a fuego lento, revolviendo constantemente agua, azúcar y demás ingredientes hasta lograr consistencia de almíbar.

Buñuelos de Yuca

Ingredientes:

  • Dos libra de yuca
  • 1 huevo
  • 1 cucharadita de sal
  • ½ taza harina de harina de trigo, aproximadamente
  • 1 cucharadita de anís, canela, cascara de limón o de naranja rallada
  • 1 limón criollo (lima en Europa)
  • Aceite para freír

Modo de Preparación

Pelar y cocer la yuca con una rama de canela y dos estrellas de anís hasta que quede bien blanda. Deshacerse de la hebra central y colocar la yuca en un escurridor para quitarle todo el agua posible. Mezclar la yuca con la harina y el huevo amasándolo todo.

Por último hacemos tiras largas y luego le damos la forma del número ocho (8). Colocar el aceite en una sartén grande y calentarlo. Comenzar a freír de poco a poco hasta lograr un color dorado por ambos lados. Hacer un almíbar a punto de hebra con tres estrellas de anís y cuando esté listo, agregar el zumo de limón criollo. He servido los buñuelos con azúcar flor, espolvoreándolos con el almíbar a su lado. Se pueden bañar en el almíbar o tomar con salsa de chocolate o helado de vainilla.

Buñuelos de Catibia

Ingredientes:

  • Dos libra y media de yuca
  • Dos libras y medias de viandas (malanga, calabaza, plátano, boniato, etc.)
  • 2 huevo
  • ½ cucharadita de sal
  • ½ cucharadita de anís, canela, cascara de limón o de naranja rallada
  • ½ cucharada de manteca

Modo de Preparación

Pele la yuca y rállela. Exprímala en un paño hasta que suelte la mayor cantidad de agua posible y luego póngala a secar al sol, hasta que esté bien suelta. Esto puede hacerlo varios días antes y guardar la catibia o harina de yuca seca en una lata o un pomo. El día que vaya a hacer los buñuelos cierna esa harina de yuca y mézclela con la sal y el anís. Rocíela con un poco de agua para humedecerla y pódela amasar en forma de bolas apretadas con la mano.

Mientras usted hace eso en una cazuela aparte ponga a salcochar las otras viandas. Eche bolas de yuca en agua hirviendo y déjelas un minuto. Sáquelas del agua hirviendo y así calientes mézclelas con el puré de las otras viandas. Agréguele los huevos batidos y la grasa. Amáselo todo hasta unirlo y pruebe la masa para rectificar el punto de sal. Tome pequeñas porciones de la masa y dele forma de buñuelos, amasándola sobre una tabla o una mesa polvoreada con harina. Fríalos en grasa caliente. Da para 20 raciones.

Buñuelos de Pascua

Ingredientes:

  • 1 yuca mediana
  • 1 boniato mediano
  • 1 malanga mediana
  • ¾ taza de agua
  • ½ cucharadita de anís en grano
  • 1 pedacito de canela en rama
  • 2 huevos
  • ½ tazas de harina de trigo
  • cucharaditas de vino seco
  • 1 taza de azúcar prieta
  • 1 cucharada de jugo de limón
  • Aceite suficiente para freír

Modo de Preparación

Cocina las viandas (peladas y cortadas en trozos) por separado, sin que se ablanden demasiado. Déjalas refrescar y pásalas por la máquina de moler. Cocina el anís y la canela en ¼ taza de agua. Redúcelos hasta obtener 1 cucharadita de este cocimiento  y déjalo refrescar, únelo con el puré de viandas, los huevos batidos, la harina de trigo y el vino seco. Amásalo todo y dale la forma de números ocho u otra que prefieras. Prepara un almíbar con el resto del agua, el azúcar y el jugo de limón y déjala refrescar. Fríe los buñuelos en el aceite bien caliente. Déjalos enfriar y cúbrelos con el almíbar (también puedes utilizar miel de abejas o comerlos con dulce de coco rallado).

Buñuelos de Arroz

Ingredientes:

  • 1 libra de arroz
  • 2 tazas de leche entera
  • ½ libra de azúcar blanca
  • 1 cucharada de agua de azahar
  • 1 cucharadita de canela en polvo
  • 2 cucharadas de manteca
  • 2 huevos
  • ½ taza de harina de Castilla

Modo de Preparación

Después de bien lavada una libra de arroz se pone a cocinar con un jarro bien lleno de leche, casi media libra de azúcar, una cucharada de agua de azahar, canela en polvo, dos cucharas de manteca y se deja al fuego hasta que esté blando y espeso, entonces se añaden dos huevos bien batidos, después se forman los buñuelitos, se bañan en un batido de huevos con harina de Castilla y se fríen en manteca bien caliente. En la fuente se espolvorean con canela molida y azúcar.

Buñuelos de Harina de Maíz

Ingredientes:

  • 1 libra de harina de maíz
  • 1 cucharadita de canela en polvo
  • 1 cucharada de agua de azahar
  • ½ libra de azúcar blanca
  • 6 huevos

Modo de Preparación

Se deslíe en agua una libra de harina de maíz, se sazona con anís y un polvito de sal, se cocina a fuego lento sin parar de revolver hasta que se haya endurecido. Fuera del fuego se le agregan una cucharada de agua de azahar, media libra de azúcar en polvo y seis huevos bien batidos, todo se une perfectamente, se extiende sobre una mesa o fuente llana, cuando esté fría se forman los buñuelitos y se fríen en manteca bien caliente. En la fuente se espolvorean con canela molida y azúcar.

Buñuelos de Papas (En esta receta se puede sustituir por la papa por ñame o boniato)

Ingredientes:

  • 1 libra de papas
  • 2 tazas de leche entera
  • ½ libra de azúcar blanca
  • 1 cucharada de agua de azahar
  • 1 cucharadita de canela en polvo
  • 1 cucharadita de anís
  • 4 yemas de huevo

Modo de Preparación

Las papas deben cocinarse asadas o al vapor, se pelan y se majan en el mortero agregándoles leche, un poco de azúcar, una o dos cucharadas de agua de azahar, canela en polvo, un poquito de sal, otro de anís y cuatro yemas crudas, se mezcla todo bien hasta formar una pasta consistente, se forman unas bolitas y se fríen en manteca bien caliente. En la fuente se espolvorean con canela molida y azúcar.

Buñuelos de Viento con Melado de Caña

Ingredientes

  • 1/2 Libra de harina
  • 57 g de Mantequilla
  • 4 Huevos (grandes)
  • 2 Tazas de leche
  • 1 Vaso de agua
  • 1/2 Limón (solo la cascara rallada)
  • 1 Pisca de canela
  • Melado de caña
  • Aceite para freír
  • Sal

Modo de Preparación

Colocar a hervir en una olla o cazuela chica el agua, junto a la ralladura de medio limón, la leche, la sal y la mantequilla. Cuando ya la mezcla comience a hervir, echamos rápidamente toda la harina y retiramos la olla del fuego. Ahora mezclamos bien todo el contenido de la olla, hasta lograr una mezcla homogénea como una masa. Una vez que la masa este lista y bien mezclada, agregamos los huevos uno por uno, mezclándonos bien e incorporándolos a la masa.

Dejamos reposar la masa por alrededor de 45 minutos a temperatura ambiente y seguidamente colocamos bastante aceite en una sartén dejándolo pre-calentar. Cuando ya el aceite se caliente, añadimos cucharadas de masa de buñuelos y freímos dándolos vuelta y dejando dorar por todos lados cuidando de que no se quemen. A medida que los vamos sacando del sartén, los colocamos sobre papel absorbente para eliminar excesos de grasa. Por ultimo retiramos los buñuelos del papel, los colocamos en un recipiente adecuado, los espolvoreamos con canela molida y los bañamos en melado de caña.

Escrito por: Redacción - NFZ.




1 2 262