fbpx
Masareal o Matahambre
Collage TodoCuba

¿Masareal o Matahambre?

La preferencia por el dulce es una de las constantes del paladar cubano y forma parte de nuestra cultura alimentaria. Una de las características que distingue a Cuba precisamente, es el desarrollo de la industria azucarera y, como sin azúcar no hay cubanos, muchos dulces han pasado a la memoria y sobrevivido al paso del tiempo. Ese es el caso del Masareal.


Entre tantas delicias dulceras, a la historia culinaria cubana pasaron los Masareales y los Matahambres. Estos incorrectamente han sido identificados como sinónimos, pero ambos le dieron dulzor al paladar del cubano durante más de dos siglos. Constituyero, junto a la tortica de Morón, la merienda escolar a partir de los años 60 del pasado siglo.

El Matahambre, un dulce menospreciado

Menospreciado como dulce por confeccionarse con una masa realizada con casi todos los residuos de los productos fabricados en cualquier repostería cubana, el Matahambre se horneaba y quedaba compactado en forma de ladrillo. Siempre valió muy poco y ya casi no se realiza. Su nombre: Matahambre, proviene precisamente por su volumen y lo pétreo de la masa. Pero podía calmar las trompetillas al estómago más pobre.

El Masareal, al que se le atribuye la cualidad de “tentempié”, puede confeccionarse con  relleno de guayaba, pero también de coco o con mezclas indefinidas que pueden ir desde boniato hasta plátano. La masa de este dulce es una especie de pasta de textura arenosa y seca.  A continuación, te enseñamos como prepararlo. ¡Manos a la obra!

Receta del Masareal

Ingredientes:

  • 1 taza de azúcar
  • 2 tazas de harina
  • 3 huevos
  • ½ libra de mantequilla
  • 1 cucharadita de maicena
  • 1 pizca de sal
  • 1 pizca de vainilla
  • 1 pomo de mermelada de guayaba o pasta de guayaba, coco o la que se desee
Se prepara una masa muerta mezclando todos los ingredientes
Primero se prepara una masa muerta mezclando todos los ingredientes. Fuente: NickyPe / Pixabay.

Pasos:

  • Para la base se hace una masa muerta. Mezcla todos los ingredientes con una cuchara de madera. Emplea la mantequilla, la harina, junto al azúcar, los huevos, la sal y la vainilla.
  • Para el relleno, hierve la mermelada de guayaba y añade la maicena para que quede espesa.
  • Echa la mitad de la masa muerta en un molde rectangular para hacer la base
  • Después, añade la mermelada de guayaba, en cantidad suficiente como para cubrir la base con un espesor de casi 1 cm.
  • Encima añade la cobertura, con el resto de la masa muerta.
  • Hornea durante 20 o 30 minutos a 170°F.

Finalmente, deja enfriar y corta en porciones cuadradas.

Escrito por | Redacción - AHP

Fuente: Cubaneando con Mario / Archivo TodoCuba

Patrocinado por: Pacotillas - Envíos a Cuba