Plátanos en tentación, la más tentadora de las recetas cubanas (+ Receta)

Plátanos en tentación, la más tentadora de las recetas cubanas (+ Receta)

El plátano o banana  es una fruta tropical originaria del sudeste asiático. El término “banana” deriva del árabe “banan” que significa «dedo». En la India recibía el nombre de “la fruta de los sabios”.

Sin embargo, la banana es muchas veces despreciada por ser tan común que todos, ricos y pobres, la pueden consumir. Esta fruta, no obstante, esconde un tesoro de nutrientes, desde las vitaminas: A, C, E, K, B-6, tiamina, riboflavina, niacina, ácido fólico, ácido pantoténico y biotina, hasta minerales como el potasio, magnesio, hierro y zinc.

También contiene buena cantidad de fibra que ayuda a regular y demorar la absorción del azúcar, disminuye el colesterol y previene la constipación. Es una de las frutas más ricas en hidratos de carbono, pero no presenta muchas calorías. Un plátano de 100 gramos tan sólo aporta 80 kilocalorías.

Siendo el plátano la fruta más consumida en Cuba, es lógico que existen muchos platos que lo contienen en la gastronomía tradicional.

A continuación les ofrezco dos recetas del plátano de cocina, entre tantas otras, aunque la fruta tiene muchas más versiones

Ingredientes

4 plátanos machos maduros

6 cucharadas de azúcar blanca

6 cucharadas de azúcar prieta (morena)

4 cucharadas de vino seco

2 ramitas de canela

2 cucharaditas de canela molida

3 cucharadas de mantequilla

Preparación

Para preparar esta tradicional receta cubana, comenzamos por colocar los plátanos bien maduros y previamente pelados en una cazuela apropiada de forma llana o también podemos utilizar una sartén, poniendo en el fondo la mantequilla derretida.

Hacemos unos cortes diagonales a los plátanos por ambos lados manteniéndolos enteros, sin romperlos, y en estos cortes vamos introduciendo las ramitas de canela.

Espolvoreamos con canela molida y seguidamente cubrimos los plátanos con el azúcar y el vino seco.

Colocamos la preparación a fuego lento durante aproximadamente 30 minutos a o hasta que los plátanos estén bien dorados y el azúcar amelcochada.

Retiramos del fuego y dejamos enfriar.

Escrito por: Redacción.
Patrocinado por Pacotillas - Envíos a Cuba