¿Cómo come pizza el cubano?

¿Cómo come pizza el cubano?

Sin envíos a domicilio, ni grandes conglomerados del fastfood, ni Domino´s Pizza o Papa John´s, solo el que ha vivido un tiempo en Cuba entiende la magia de las pizza de la calle; esas que cuestan diez pesos, o doce o 15, en dependencia del lugar, y que se venden en pequeños portales, terrazas e incluso a través de ventanas.

Esa es la verdadera merienda del cubano, devenida en ocasiones en almuerzo o comida ¿Quién no ha sucumbido alguna vez a comprar pizza en la cafetería de la esquina, para luego comerla caminando por la calle o sentado en algún muro? Por ello, siempre habrá colas en cada cuadra entorno a ese toldo o mostrador, bajo el cartel que anuncia con orgullo “Hay Pizza”. Allí, no faltan los gritos frecuentes: “¡Dos de queso y otra de jamón!; la venta de refrescos de a dos pesos para bajar la comida, la sal a un lado para quienes lo prefieran y los papelitos simétricamente cortados para la rápida distribución.

El cubano la prefiere con mucho queso, que cuando se doble a la mitad (porque comerla abierta en la calle puede ser todo un desafío) se salga por los lados. Los expertos en pizzas aseguran que la auténtica de Cuba es gruesa, con mucha masa.Sin embargo, se pueden encontrar de todos los grosores; e inclusive algún que otro sitio donde, más que pizzas, parecen crepés, pues las más delgadas ganan adeptos por días- quizás desde que el Barrio Chino y los restaurantes particulares comenzaron a incluir pizzas familiares, más grandes y menos gruesas, en su menú.

La pizza en Cuba es parte de la cultura, de la dieta diaria, de lo real-maravilloso del país. -travelchannel.com

Ni champiñones, ni pepperoni; cuando se vive en Cuba, la pizza es de jamón,  de cebolla, de piña,  de pimiento, o de chorizo;  y si eres del Oriente o lo has visitado, puede que conozcas también la pizza de lechón.

¿Y los tamaños? Siempre dimensiones personales, aunque no faltan las versiones y nomencluturas. Si es más chiquita es una bambina; si es solo una cuña, una pizzeta.

La pizza en Cuba es parte de la cultura, de la dieta diaria, de lo real-maravilloso del país. ¿Cómo come pizza el cubano? Pues en la calle, sobre un papel, mientras conversa con algún amigo o piensa en el paso siguiente de su día a día.

Por: M. Luis

Escrito por: .
Patrocinado por Pacotillas - Envíos a Cuba