Atropellado matancero: una combinación de sabores llena de cubanía

Atropellado matancero: una combinación de sabores llena de cubanía

La repostería cubana es muy variada debido a la producción de azúcar que durante siglos mantuvo la economía del país. Este hecho, junto con la cantidad de frutas que se cultivan en Cuba, propicia que cada región de la isla tenga postres típicos.

Durante la colonia, las frutas hervidas en melado de caña formaban parte de la comida diaria de los negros esclavos. Esto alimento les brindada la energía necesaria para  trabajar por más de 14 horas en las plantaciones. Además era un alimento barato, porque las frutas las obsequiaba la naturaleza y el azúcar se obtenía por mieles de desecho.

Este principio, el de las frutas hervidas en azúcar, es la base del Atropellado Matancero. Este postre, es un delicioso dulce típico de la Mayor de la Antillas que, como su nombre lo indica, es oriundo de la provincia de Matanzas y se considera una joya de la cocina cubana.

La receta combina la textura del coco, con el sabor tropical de la piña, unión de la que resulta un delicioso postre criollo. El coco es la base de su receta como  en casi el 20 por ciento de la repostería cubana. Su preparación sencilla y su rico sabor, hacen de este dulce una opción excelente para elaborarlo en casa.

Esta es su receta:

INGREDIENTES

 4    tazas de coco rallado

1/2  taza de trocitos de coco (pequeños)

 4    tazas de piña rallada

1/2  taza de trocitos de piña

 4    tazas de azúcar blanca

250 ml de agua

 4    yemas de huevo

La receta combina la textura del coco, con el sabor tropical de la piña, unión de la que resulta un delicioso postre criollo. -mangoycerezas.com

Para preparar esta receta comenzamos por colocar en un recipiente adecuado las cuatro tazas de coco rallado, junto a las cuatro tazas de piña rallada. Seguidamente añadimos la media taza de trocitos de piña y la media taza de pedacitos de coco.

Mezclamos todo bien agregando el agua y el azúcar blanca, colocando a fuego lento hasta que el dulce comience a tornarse transparente y tome una consistencia espesa.

En ese momento mezclamos un poco de dulce con las yemas de huevo, revolvemos y agregamos a la olla mezclando bien y dejando cocinar todo por alrededor de quince minutos más, cuidando de que no se nos pegue al fondo de la olla.

Pasado ese tiempo el Atropellado Matancero estará listo. Bajamos del fuego, lo colocamos en una dulcera y dejamos enfriar bien para llevarlo al refrigerador.

Por: Julie A.

Escrito por: Redacción - NFZ.
Patrocinado por Pacotillas - Envíos a Cuba