Así luce a sus 68 años la bodeguita del Medio, el más famoso de los restaurantes de Cuba

Así luce a sus 68 años la bodeguita del Medio, el más famoso de los restaurantes de Cuba

La Bodeguita del Medio, el más famoso de los restaurantes de Cuba, arriba hoy 26 de abril a sus 68 años.

Fundada el 26 de abril de 1950, la Bodeguita del Medio, es uno de los principales atractivos turísticos del centro histórico de La Habana y visita obligada para todos los viajeros que visitan la urbe. En Empedrado entre Cuba y San Ignacio, la Bodeguita es reconocida en todo el orbe y día tras días se atiborra de comensales provenientes de todos los rincones del mundo.

Más que la tradicional comida criolla el restaurante es famoso por atesorar en sus paredes las fotos y grafitis de los que a lo largo de casi siete décadas han tenido el privilegio de visitar el lugar.

Por la Bodeguita del Medio han pasado artistas, empresarios y presidentes cuyas firmas y mensajes el más atento de los turistas puede encontrar entre sus añejas paredes.

El restaurante, un típico bodegón criollo de los que atiborraban la parte vieja de la ciudad fue comprada en 1942 por Ángel Martínez quien la nombró La Complaciente. Luego cambiaría su nombre a La Casa Martínez y, por último en 1950 al de La Bodeguita del Medio.

Ya en ese entonces era un famoso restaurante en el que acostumbraban hacer tertulias escritores y artistas. Estos, cuando sus amigos visitaban La Habana los invitaban a La Bodeguita para compartir y así pasaron por sus mesas figuras de la talla de Errol Flynn, Ernest Hemigway, Pablo Neruda, Gabriela Mistral, Agustín Lara o Pablo Neruda, por sólo mencionar unos pocos.

Sobre la presencia de alguno de estos célebres personajes existen dudas. Así, algunos discuten la estancia del gran escritor norteamericano Ernest Hemigway y aseguran que el autor de “El viejo y el mar” nunca estuvo en realidad en La Bodeguita, aunque un cartel presente en el establecimiento diga que sí.

Da igual. Nada puede restarle fama a La Bodeguita que ya se ha convertido en un mito.

Después de 1959 el famoso restaurante fue cerrado por diversos motivos y en ese tiempo fueron sustraídas varias de las fotos más importantes que colgaban de sus paredes.

Al reabrir volvió con toda la fuerza de su bien ganada fama y hoy es el espacio preferido de los turistas que vienen buscando una buena comida criolla a base de cerdo, frijoles negros y tostones.

Escrito por: .
Patrocinado por Pacotillas - Envíos a Cuba