Dos recetas de ¨dulces borrachos¨ que debes probar

Dos recetas de ¨dulces borrachos¨ que debes probar

El arte culinario en Cuba goza con la variedad de ingredientes, colores y sabores que brinda, la Isla caribeña. Entre la cocina popular existen dos recetas ¨borrachas¨ que debes conocer.

La primera de ellas es el boniatillo borracho, sus ingredientes son: dos libras de boniato, dos libras de azúcar, dos tazas de agua, un limón, un cuarto de cucharadita de sal, dos yemas de huevo, una cucharada de mantequilla, un medio de taza de vino dulce o licor y dos cucharadas de ron.

Debes hervir los boniatos hasta que estén blandos. Poner a hacer un almíbar con el azúcar, agua, y algunas gotas de jugo de limón, y no revolver el almíbar mientras esté al fuego. Luego, haga un puré con los boniatos calientes. Eche el almíbar, también caliente y páselo todo por un colador o si prefiere utilice una licuadora. Añada la sal y las yemas de huevo. Cocínelo revolviendo hasta que espese. Bájelo del fuego, agréguele la mantequilla, y, cuando ésta se derrita, échele el vino dulce o licor y el ron.

El arte culinario en Cuba goza con la variedad de ingredientes, colores y sabores. -migallitobakery.com

Sírvalo en platos de postres y polvoree canela o agregue merengue. Para hacer el merengue utilice las dos claras sobrantes y cuatro cucharadas de azúcar.

Otra receta que sabe muy bien al fanático de los dulces cubanos es la panetelita borracha. Sus ingredientes son diez huevos, dos tazas de harina, seis claras de huevo, media cucharadita de sal, una taza de azúcar, una cucharadita de vainilla, dos cucharaditas de polvo de hornear y una taza de vino.

Para hacerlas debe calentar el homo a 375°C. Engrase un molde rectangular y cúbralo en el fondo con un papel untado de mantequilla. Cierna la harina, los polvos de hornear y la sal. Luego bata las claras a punto de merengue con una pizca de sal y comience añadir el azúcar suavemente y las yemas de huevo una a una; después combínelo con los ingredientes secos y la vainilla. Coloque la mezcla en el molde y hornéela por 30 minutos, hasta que esté doradita y al introducirle un palillo éste salga seco. Déjela enfriar, córtela en cuadraditos no muy grandes y báñelos con almíbar que incluye el vino al prepararla.

Por: Karla Castillo

Escrito por: Redacción - LD, usando información de: TodoCuba.
Patrocinado por Pacotillas - Envíos a Cuba