Trump tira papel higiénico a la gente en Puerto Rico y asegura que María «no es una catástrofe real»

Trump tira papel higiénico a la gente en Puerto Rico y asegura que María «no es una catástrofe real»

Durante su visita a Puerto Rico para evaluar los daños del huracán María, el presidente, Donald Trump hizo una parada en la iglesia evangélica Calvary Chapel, ubicada en el sótano de un centro comercial en Guaynabo, donde repartió comida y linternas, y arrojó papel higiénico a las personas allí reunidas, lo que fue interpretado en las redes sociales como un gesto de poco respeto a las necesidades que viven los puertorriqueños después del huracán.

El presidente estuvo siempre separado de los asistentes por una larga fila de cajas con suministros, según firmó el diario El Nuevo Día, de Puerto Rico.

La personalidad radial de Miami, Enrique Santos, expresó en su perfil de Instagram, sobre este gesto: “Todo ser humano se merece ser tratado con dignidad. Esto da pena y me parece una burla”.

https://www.instagram.com/p/BZy_cHJg71N/

Sus desacertados comentarios

Otro comentario del presidente sobre el paso del huracán María por la isla que no cayó nada bien fue la comparación con el ciclón Katrina, que arrasó a la ciudad de Nueva Orleans en el 2005. Aseguró que María no es “una catástrofe real” como la de Katrina, al destacar el bajo número de víctimas mortales, y advirtió de que el presupuesto federal se verá “desfasado” como consecuencia de los graves daños.

“Si miras a una catástrofe real como Katrina (…), cientos y cientos y cientos de personas que murieron, y miras lo que ha pasado aquí, con una tormenta que realmente fue abrumadora, nadie ha visto algo como esto”, indicó Trump en San Juan, al referirse al huracán Katrina que azotó Nueva Orleans en 2005 y dejó más de 1,800 muertos.

“¿Cuál es el saldo mortal al momento? ¿17? 16 muertes confirmadas, 16 frente a miles”, dijo sobre la isla caribeña el mandatario, que ha recibido fuertes críticas por la lenta reacción federal ante los daños del huracán María y sus ataques directos a las autoridades locales, a las que acusó de “pobre liderazgo”.

Por otro lado, Trump se refirió a los enormes costes económicos tras la devastación causada por el potente ciclón.

“Odio decirlo, Puerto Rico, pero han conseguido desfasar nuestro presupuesto. Gastamos un montón de dinero en Puerto Rico y eso está bien, hemos salvado muchas vidas”, afirmó el presidente.

Otros artículos que te pueden interesar:

Celebridades se unen en “Somos una voz” para ayudar a damnificados en Puerto Rico

Escrito por: Redacción.
Patrocinado por Pacotillas - Envíos a Cuba