Trump suspenderá la disposición legal que permitiría demandar al gobierno cubano

Trump suspenderá la disposición legal que permitiría demandar al gobierno cubano

Al igual que todos los presidentes anteriores a él durante más de dos décadas, el presidente Donald Trump pretende suspender una sección de la Ley Helms-Burton que permite a los antiguos propietarios de bienes comerciales expropiados por Cuba demandar a compañías extranjeras y al gobierno cubano por usar esas propiedades confiscadas.

Desde que Helms-Burton Act se convirtió en ley en 1996 después de que Cuba derribara a dos aviones de la organización Hermanos al Rescate, cada presidente ha suspendido rutinariamente la provisión de la demanda conocida como Título III a intervalos de seis meses.

El subsecretario de Estado para Asuntos Políticos, Thomas Shannon, notificó a los comités del Congreso el viernes pasado que la administración de Trump suspendería el Título III por un período de seis meses más allá del 1 de agosto. La ley requiere notificación al Congreso al menos 15 días antes de que comience la suspensión.

El 5 de enero durante el último mes del gobierno de Obama, el ex Secretario de Estado John Kerry firmó la suspensión más reciente que entró en vigor el 1 de febrero.

La decisión de suspender el Título III de Helms-Burton, también conocida como Ley de Libertad y Solidaridad Democrática de Cuba, fue la primera acción sobre Cuba desde que Trump anunció su nueva dirección en las relaciones entre Estados Unidos y Cuba durante un discurso el 16 de junio en Miami.

Como parte de un retroceso parcial del acercamiento del gobierno de Obama con Cuba, Trump está eliminando viajes de persona a persona a Cuba por individuos y excluyó hacer negocios con compañías controladas por el ejército cubano o servicios de inteligencia. Las regulaciones que subyacen a la nueva política de Trump están todavía siendo escritas.

Durante la reunión de la Asamblea Nacional de Cuba, el líder cubano Raúl Castro criticó la política de Trump como nada nuevo, sino más bien un retorno a las políticas de confrontación que han sido un «fracaso total» durante 55 años. Pero reiteró declaraciones anteriores de que Cuba está dispuesta a continuar negociando con los Estados Unidos en asuntos bilaterales «sobre la base de la igualdad y el respeto a la soberanía e independencia de nuestro país».

Al suspender el Título III, los presidentes estadounidenses tradicionalmente temían alienar a importantes socios comerciales de EE.UU. como Canadá, México y los países de la UE que han invertido en Cuba, porque permitiría la presentación de un potencial maremoto de juicios federales contra los que usan propiedades turísticas , operaciones mineras o puertos marítimos donde existan reivindicaciones anteriores.

En un proceso que se cerró hace décadas, los Estados Unidos certificaron 5.913 reclamaciones por propiedades cubanas que pertenecían a ciudadanos estadounidenses en el momento en que fueron tomadas después de la revolución de 1959. Las reclamaciones más los intereses se valoran en unos $8 mil millones en dólares de hoy.

Pero la disposición de juicio de Helms-Burton no se limita sólo a los reclamantes certificados. Permitiría a aquellos que eran ciudadanos cubanos a demandar. La familia cubana que poseía porciones del Puerto de Santiago, por ejemplo, podría demandar a las líneas de cruceros de los Estados Unidos que desembarcan allí.

Las demandas potencialmente presentadas por cientos de miles de cubanoamericanos podrían «inundar el sistema de tribunales federales en la Florida por generaciones», dijo Robert Muse, un abogado de Washington especializado en la ley de Estados Unidos y Cuba.

Permitir que tales demandan sigan adelante también podría poner en peligro las esperanzas de llegar a un acuerdo con Cuba sobre las reclamaciones certificadas. «Sería infinitamente más difícil resolver esas reclamaciones algún día», dijo Muse.

A pesar de que la administración Trump ha prometido una postura más dura contra Cuba, suspender Tittle III es algo que cada presidente ha hecho durante la última década y por lo tanto esta decisión no es inesperada.

Fuente: Miami Herald

Escrito por: .
Patrocinado por Pacotillas - Envíos a Cuba