San Alejandro es uno de los centros docentes más antiguos de la isla

San Alejandro es uno de los centros docentes más antiguos de la isla

La Academia Nacional de Artes Plásticas San Alejandro es el centro más antiguo de toda Hispanoamérica, donde se ha ejercido la docencia desde su fundación, y sólo es precedida por la Universidad de La Habana. Fue fundada el 11 de enero de 1818 en el convento de San Agustín (Habana Vieja), y fue nombrada “San Alejandro” a partir de 1832, en memoria de Don Alejandro Ramírez, quien fue superintendente general y director de la Real Sociedad Económica Amigos del País.

Esta academia nació bajo la necesidad de establecer reformas en la isla durante el siglo XIX, en el clima de la constitución de Cádiz de 1812 y el despotismo ilustrado, y quedó establecida por la Real Sociedad Patriótica y también por el Real Consulado de la Ciudad de La Habana, como lo es la Escuela Gratuita de Dibujo y Pintura.

Así mismo, su primer director, Juan Bautista Vermay, quien fuera epígono de Luis David y también protegido del mismísimo emperador Napoleón Bonaparte, y el arribó a Cuba cuando el imperio se derrumbó. Cuando llegó tenía 21 años. Nació en Tournai, Francia, para 1784, abriendo el camino a los estudios académicos de las artes plásticas y del aprendizaje sistémico por medio de la realización de talleres para la enseñanza. Dentro de sus obras pictóricas pueden citarse aquellas que se encuentran en El Templete, La Habana Vieja, algunos retratos de personajes de la época y de diversos paisajes.

Durante sus 182 años de funcionamiento, la Academia Nacional de Artes Plásticas San Alejandro, ha sido dirigida por una gran variedad de artistas prestigiosos, tanto cubanos como extranjeros, siendo que muchos de estos, tras concluir sus estudios en dicho centro, tomaron cursos de perfeccionamiento en distintas escuelas de Italia, Francia o España.

Entre ellos se destacan Joseph Leclere, quien inauguró las clases de modelado en la escuela durante 1848 y ejerció la docencia; el paisajista y notable científico italiano Federico Mialhe, quien ocupó la dirección en 1850 y reafirmó el paisaje en la pintura del siglo XIX; Miguel Melero, quien fue el reformador en el uso del color; y Carmelo González, quien en 1957 fundó la Asociación de Grabadores de Cuba y amplió la enseñanza al incorporar el grabado sobre madera, la calcografía y la xilografía.

Es por ello que San Alejandro fue y es uno de los centros de enseñanza para plásticos de mayor prestigio en todo el país, donde los más variados movimientos renovadores han brillado con el paso de los años, y por sus talleres y aulas han transitado importantísimos creadores cubanos que, con su labor, lograron situar el arte cubano a una posición de renombre a nivel mundial.

Entre estos se encuentran escultores como Domingo Ravenet, Teodoro Ramos Blanco, Juan José Sicre, Félix Cobarrocas, Rita Longa y Agustín Cárdenas, así como también grabadores y pintores de la talla de Víctor Maniel, Jorge Arche, Fidelio Ponce de León, Eduardo Abela, Mario Carreño, Raúl Martínez, Carmelo González, Servando Cabrera Moreno, Juan Moreira, Tomás Sánchez, Roberto Fabelo, Flora Fong y César Leal.

Escrito por: .
Patrocinado por Pacotillas - Envíos a Cuba