¿Sabías que los habitantes de Santa Cruz del Sur no se salvaron del ras de mar de 1932 por sólo 500 pesos?

¿Sabías que los habitantes de Santa Cruz del Sur no se salvaron del ras de mar de 1932 por sólo 500 pesos?

El ras de mar que arrasó el pueblo de Santa Cruz del Sur en 1932 es uno de los desastres más terribles que ha sufrido Cuba en su historia. Varios miles de muerto dejó la catástrofe que enlutó a la Isla. Sin embargo, muchas vidas se hubiesen salvado si el tren de auxilio que estaba destinado al pueblo hubiese llagado antes… No lo hizo, porque la compañía propietaria estaba esperando el pago de 500.00 pesos por el servicio.

Según testimonios de los empleados de los Ferrocarriles Consolidados de Cuba ante la cercanía del ciclón y el peligro que representaba para Camagüey, las autoridades dispusieron que el tren Camagüey – Santa Cruz del Sur, estuviera listo en el andén para salir hacia la población sureña apenas se ordenara. Fogoneros y maquinistas acataron la directiva y el 9 de noviembre se mantuvieron todo el tiempo en la Estación Central de Camagüey esperando la orden de partir.

Sin embargo, la compañía propietaria del tren, que recién había llegado de Nuevitas, se mostró reacia a cumplir con la orden del Gobierno de Camagüey sino se le entregaba la cantidad de 500.00 pesos por el servicio del llamado tren de auxilio.

Mientras los Ferrocarriles Consolidados de Cuba se mantenían en sus trece, el poderoso huracán categoría 5 que avanzaba hacia el oeste recurvó hacia el nordeste incrementando el peligro sobre la zona sur de Camagüey.

Pronto el mar comenzó a invadir las calles de Santa Cruz del Sur y sus habitantes no tuvieron tiempo para ponerse a salvo. Las personas en el puerto tratan de protegerse en las casillas de ferrocarril que, por su peso, consideran pueden resistir la fuerza del viento y del mar. Pero todo es inútil, sin ninguna locomotora que las arrastre lejos de la zona del peligro, estas, finalmente son llevadas por las fuerza del mar como si fueran de papel.

Los Ferrocarriles Consolidados de Cuba esperando sus 500.00 pesos no enviaron el tren de auxilio que hubiese permitido a muchas personas huir de la pavorosa inundación a tiempo. Finalmente, al día siguiente, cuando ya el desastre estaba consumado la compañía ferroviaria decidió enviar el tren.

En él llegaron a Camagüey centenares de heridos graves y personas aterradas ante la catástrofe sufrida. Atrás quedaban sus familiares, muertos o desaparecidos por la codicia de una empresa que no quiso enviar un tren por 500.00 pesos.

Escrito por: .
Patrocinado por Pacotillas - Envíos a Cuba