¿Sabías que los abakuá de La Habana intentaron rescatar a los ocho estudiantes de Medicina fusilados por España?

¿Sabías que los abakuá de La Habana intentaron rescatar a los ocho estudiantes de Medicina fusilados por España?

Era el 27 de noviembre de 1871, día en que España consumaría uno de los crímenes más grandes de la historia de Cuba, el fusilamiento de ocho inocentes jóvenes estudiantes de Medicina bajo falsas acusaciones de haber profanado la tumba de un periodista español. Sin embargo poco antes de consumarse el asesinato, miembros de uno de los juegos de la potencia abakuá Bakokó Efó comenzaron una acción armada en los alrededores de la cárcel de La Habana con el propósito de impedirlo.

Un pequeño grupo de ekobios se enfrentó a cerca de 3 000 voluntarios que estaban congregados alrededor del presidio con la intención de reclamar la libertad de los estudiantes. Uno de ellos era el negro Álvarez de la Campa que llevaba los mismos apellidos de Alonso, estudiante fusilado y del que era su hermano de leche.

La refriega tuvo lugar cerca de las 11:00 am en los fosos que se extendían ante la plaza. Allí los negros abakuás descargaron sus revólveres contra los voluntarios e hirieron a un teniente de artillería y un voluntario español.

Luego serían perseguidos, acorralados y masacrados por los voluntarios españoles. Muchos murieron a tiros y bayonetazos y sus cuerpos fueron arrojados en el Paseo del Prado y en la actual Avenida de las Misiones.

Estos abakuá, a los que no se les rinde el homenaje que merecen en los libros de historia de Cuba, se inmolaron para intentar salvar a los estudiantes, aún sabiendo que no lo conseguirían.

Otros afirman que los abukuá que murieron peleando contra los voluntarios pertenecían al primer juego de blancos que existió en La Habana y que actuaron motivados porque uno de los estudiantes pertenecía a la hermandad.

En 1943 el historiador de La Habana Emilio Roig de Leuchsenring envió una carta al ministro de Obras Públicas en la que solicitaba la construcción de un monumento  a estos héroes que “que pagaron con sus vidas la defensa de aquellos inocentes”.

Escrito por: .
Patrocinado por Pacotillas - Envíos a Cuba