¿Sabías que en el Cementerio de Colón hay tantos muertos como habitantes en La Habana?… esta y muchas curiosidades te mostramos hoy

¿Sabías que en el Cementerio de Colón hay tantos muertos como habitantes en La Habana?… esta y muchas curiosidades te mostramos hoy

Casi la misma población que habita actualmente en la ciudad de La Habana descansa en la necrópolis Cristóbal Colón. Alrededor de dos millones de almas se encuentran aquí desde tiempos inmemorables.

El singular camposanto habanero ha sido considerado como uno de los más importantes y famosos internacionalmente y además de la coincidencia numérica se suman otras. Su fama solo ha sido superada por el de Staglieno, en Génova, Italia, y el de Montjuic, en Barcelona, España.

En el terreno de 56 hectáreas se encuentran más de 53 000 mausoleos, galerías, capillas, panteones y osarios. Se pueden observar los múltiples estilos arquitectónicos devenidos con el paso del tiempo en arte. El gótico, el moderno, las formas renacentistas, románicas, griegas, el art deco y el militar son algunos de los más visibles en el santo lugar.

La inauguración de este gran cementerio a cielo abierto cuenta ya con 132 años. Se encuentra enclavado en el Vedado y es un símbolo donde descansan millones de personas y no solo de nacionalidad cubana.

Es el único cementerio que se halla edificado en honor a Cristóbal Colón, el navegante español que descubriera El Nuevo Mundo; en todo el continente. Su nombre se debe a que se piensa que las cenizas de este descansaron en este cementerio.

Luego se constató que los restos mortales de Colón se quedaron. durante los 102 años que estuvieron en Cuba (1796-1898), en un nicho que se encontraba a la derecha del altar principal de la Catedral de la Virgen María de la Concepción Inmaculada de La Habana.

El Santo lugar se encuentra erigido el arco de triunfo más grande de todo el país y cuenta con 34 metros de longitud y 21,66 metros de alto. Fue creado utilizando la arquitectura románico-bizantina y es conocida por el nombre La Puerta de la Paz. En la entrada principal se encuentra un conjunto arquitectónico simbolizando las tres virtudes de la teología: Caridad, Esperanza y Fe.

Esta es el único santuario de la isla que tiene forma octagonal y junto en medio de él se encuentra la estrella que que le da la forma a la estructura del cementerio. El 2 de julio del año 1886 se terminaron las obras de construcción de este sagrado lugar.

Fue declarado Monumento Nacional el 18 de febrero del año 1987 y gracias a la gran variedad de obras arquitectónicas y escultóricas es de conocida belleza artística. Resulta curioso para muchos también por la gran cantidad de personalidades que descansan en él.

Cuenta la historia que al ser insuficiente el cementerio de Espada a causa del crecimiento ciudadano en el año 1854, el gobernador Marqués de la Pezuela ordenó que se erigiera uno nuevo. El arquitecto encargado del proyecto fue el español Calixto Loira, quien logró dirigir la tarea gracias a que ganó un concurso que fue convocado por la Junta Cementerial. Contaba en ese entonces con 27 años.

Escrito por: Redacción.
Patrocinado por Pacotillas - Envíos a Cuba