¿Sabías que El Tosco no pudo graduarse como músico porque le dio un KO en una pelea de boxeo al director de la escuela?

¿Sabías que El Tosco no pudo graduarse como músico porque le dio un KO en una pelea de boxeo al director de la escuela?

José Luis Cortes, El Tosco, uno de los fundadores de la timba en Cuba siempre quiso estudiar violín; pero lo plancharon en la ENA porque no tenía condiciones. Entonces, a sugerencia de un amigo hizo las pruebas de flauta y clasificó. Sin embargo, no pudo graduarse como músico en esa escuela, ya que fue expulsado por darle un soberano KO a su director en una pelea de boxeo.

El problema comenzó porque José Luis amaba la música popular y con otros muchachos de la escuela se dedicaba a tocarla a escondidas. La dirección de las escuelas de arte no permitía eso entonces, pues consideraba a lo popular como basura. Sólo se podía tocar Beethoven o Mozart; hasta Antonio María Romeu y Caturla eran considerados de mal gusto. A los estudiantes que sorprendían tocando música popular, los reportaban y les quitaban el pase.

Para tratar de escaparse del campo, como todo becado, José Luis, estaba “en todas”: la Orquesta Típica de la escuela, que dirigía Adalberto Álvarez; el coro; y hasta era el director del Festival de los Niños.

Eso al director no le gustaba. Para él, José Luis sólo le estaba zafando a la pincha. Por eso, un día que lo vio practicando boxeo insistió en ponerse los guantes y medirse con él. De inmediato se corrió la voz de que “El Tosco”, como llamaban ya a José Luis se iba a caer a piñazos con el director de la escuela y los alrededores del ring se llenaron de gente.

El Tosco no quería darle; pero el director comenzó a pegarle duro y le partió el labio. Entonces José Luis le soltó un gancho de izquierda que lo dejó redondo en el piso. Cuando los alumnos vieron que el director no se levantaría en un buen rato estallaron en júbilo y se llevaron al Tosco cargado en hombros por toda la escuela.

Lo malo para él fue que el director se la guardó. Aunque no podía botarlo por darle un trompón en una pelea legal, lo siguió de cerca y, en cuanto tuvo un pretexto, lo botó de la escuela.

Al final, fue lo mejor que le pudo pasar al Tosco. Consiguió trabajo con Ritmo Oriental y luego con los Van Van. Aprovechó el Servicio Militar Obligatorio para consolidar su formación como músico y luego fundó NG la Banda, una agrupación que revolucionó la música popular bailable en Cuba.

Cuando ya era un músico consolidado lo llamaron de la escuela de la que lo habían botado para ofrecerle trabajo. No aceptó. Después le quisieron entregar un “Título Honorario”… y no fue a recogerlo.

Escrito por: Redacción.




1 2 257