¿Qué significa el saludo yoruba Iboru, Iboya, Ibosheshe y cuál es su importancia en la religión afrocubana?

¿Qué significa el saludo yoruba Iboru, Iboya, Ibosheshe y cuál es su importancia en la religión afrocubana?

Antes de dar respuesta a esa pregunta, recordemos el nacimiento de la frase: Iboru, Iboya, Ibosheshe

Olofin había llamado uno a uno a los babalawos para preguntarles dos cosas. Como ninguno le había adivinado lo que él quería, los fue apresando y afirmó que si no eran capaces de adivinar, los iba pasar a todos por las armas.

El último que mandó a llamar fue a Orula, el que enseguida se puso en marcha, sin saber qué estaba sucediendo.

En el camino Orula se encontró con una muchacha que estaba cortando leña y le preguntó cómo se llamaba, a lo que ella le contestó que Iború. La muchacha le dijo a Orula que lo importante era ver parir la cepa de plátano. Orula le regaló una adié y owó.

Más adelante Orula dio con otra muchacha que estaba lavando en el río la que dijo llamarse Iboyá, y le contó que Olofin tenía presa a mucha gente. Orula la obsequió con los mismos regalos que a la anterior.

Por último, Orula encontró en el camino hacia casa de Olofin, a muchacha llamada Ibochiché y ella le contó que Olofin quería casar a su hija. También le dio una adié y owo.

Cuando llegó al palacio, Olofin le dijo que lo había llamado para que él le adivinara unas cosas.

– ¿Qué tengo en ese cuarto? – preguntó Olofin.

– Tienes una mata de plátano que está pariendo –contestó

– ¿Y qué yo quiero que tú me adivines?

– Que quieres casar a tu hija y por no adivinarte tienes prisioneros a mis hijos.

Olofin sorprendido mandó a soltar a los babalawos presos y gratificó a Orula.

Cuando el sabio se iba, Olofin le dijo: “mogdupué”. Y Orula repuso que desde aquel día él prefería que le dijera: “Iború, Iboyá, Ibochiché.” To iban eshu

Esta simple pero significativa historia, nos deja clara la manera correcta de saludar a Orunmila.

Uno de las bases fundamentales de la Regla de Osha, es el respeto. El respeto hacia los Orishas, el respeto hacia los mayores y el respeto a las tradiciones y es allí donde tenemos graves problemas hoy en día.

Si llegamos a un Ile Osha (casa de un santero) debemos saludar a Eleggua que debemos encontrarlo cerca de la puerta, si se nos da acceso al igbodu o lugar donde estén los santos de ese hogar debemos saludarlos, ahora bien si es un Ile de Orumnila, es necesario tocarnos con la punta de los dedos ambas manos la frente, los labios y el piso y decir “Iború, Iboyá, Ibochiché.”

Ahora bien, en el caso de los Awo ni Orunmila (babalawos) es muy importante rendirle culto no a la persona, sino a la espiritualidad que representa. Es por ello que mas allá del awo que sea, de la relación que tengamos con él o la situación en la cual nos encontremos, saludar a Orula con esa frase es fundamental.

Si nos encontramos en una situación donde hay varios babalawos reunidos, lo correcto es saludar: bogbo awo iboru, bogbo awo iboya, bogbo awo ibosheshe.

Otra practica que no es correcta es hacer el saludo de manera coloquial, independientemente del nivel de amistad o fraternidad que tengamos con el awo, lo indicado es saludar correctamente, con frecuencia veo personas que al al ver un awo, se limitan a decir “Iboru…”, lo cual es una falta de educación vuelvo y repito, no hacia el hombre, sino hacia la espiritualidad de Orula que él representa.

Escrito por: Redacción, usando información de: TodoCuba.
Patrocinado por Pacotillas - Envíos a Cuba