Peregrina a la Ermita de Monserrat

Peregrina a la Ermita de Monserrat

Cuba es un lugar plagado de historia, tradiciones, cultura y paisajes maravillosos que se quedan grabados en la memoria para siempre, uno de ellos que resulta impresionante es la Ermita de Monserrat que se encuentra ubicada en Matanzas.

La Ermita de Monserrat es una iglesia llena de historia, y se encuentra situada en una ladera del abra del rio Yumurí, y no sólo es posible observar el hermoso paisaje del valle, la ciudad y la bahía circundante, sino que este lugar fue, desde sus inicios, un sitio de peregrinación de los descendientes de diferentes emigrantes catalanes, así como de los matanceros y de los amantes de la naturaleza.

Las alturas de Simpson

Durante los años 1800 se llevó a cabo la construcción de un templo religioso o ermita, con estilo neoclásico, al norte de las afueras de Matanzas, en un lugar que es mejor conocido como las alturas de Simpson, y que se encuentran al extremo sur del Valle del Yumurí.

Esta ermita fue dedicada a la Virgen de Monserrat, que es la patrona de los catalanes, y es, por mucho, uno de los lugares más populares y queridos de la ciudad, dado a que una gran parte de los habitantes de la misma son descendientes de emigrantes de Cataluña, una de las comunidades españolas más importantes.

Un lugar lleno de paz

Una de las cosas en las que destaca la Ermita de Monserrat es en que el lugar donde fue construida es un sitio muy tranquilo, con clima fresco y rodeado de paz y paisajes maravillosos por doquier, además de una historia bastante especial.

Resulta que desde el año 1871, existía un altar dedicado a la virgen en ese lugar, y cada 8 de diciembre llegaba, hasta allí, una procesión, pero pronto alguien se dio cuenta que un simple altar no era suficiente, por lo que, en 1872, se inició un proyecto, de parte de la recién creada Sociedad Protectora Catalana de Naturales de Cataluña, para llevar a cabo la construcción de una ermita que estuviese consagrada a la Virgen de Monserrat.

Gracias a la enorme cantidad de emigrantes catalanes que habitaban en Matanzas, el proyecto se aprobó y se inició la construcción de esta hermosa iglesia, que finalmente terminó en 1874, y más tarde, el 8 de diciembre de 1875, salió la procesión que ubicaría, en su hogar definitivo, a la imagen de la virgen.

Como curiosidad adicional, aún pueden observarse cuatro estatuas al frente de la iglesia, que representan las 4 provincias catalanas.

¡Conoce más de la isla en Todo Cuba!

Escrito por: Redacción.
Patrocinado por Pacotillas - Envíos a Cuba