33366-1

Occidental Grill de Washington, el restaurante estadounidense, que contribuyó a que Cuba no desapareciera en una guerra nuclear

El restaurante Occidental en la ciudad de Washington tiene (como muchos) la tradición de colgar en sus paredes las fotos de las grandes personalidades que se han sentado a comer a sus mesas. En total atesora unas 1 200 fotografías, pues se fundó en 1906 y eso es mucho tiempo, entre las que destacan la de Martin Luther King y John F. Kennedy, quien en plena Crisis de los Misiles se reunía con sus asesores para tratar de que el mundo no terminara arrasado en una guerra nuclear.

Cuando los barcos soviéticos navegaban hacia el bloqueo que sostenía la armada estadounidense contra Cuba y los efectivos rusos y cubanos mantenían la mano en los disparadores de las lanzaderas de misiles a la espera de una orden, el misterioso Señor X enviado por la Nikita Jruschov entregaba en una de las mesas del Occidental de Washington al corresponsal de ABC, John Scali la oferta soviética de retirar los misiles de Cuba.

Una discreta placa dorada colocada en el establecimiento recuerda el trascendental encuentro entre Scali y el Señor X (que después se conoció no era otro que el consejero de inteligencia de la embajada de la Unión Soviética en Estados Unidos, el coronel de la KGB, Alexander Fomin),

Aprende a aprovechar la carambola, esa exótica y dulce fruta que se extiende por los campos de Cuba

- Publicidad -

Apenas dos días después del encuentro en el restaurante Occidental de Washington la Crisis de los Misiles (o de Octubre, como se le conoce en Cuba) quedó resuelta. La Unión Soviética retiró los misiles de Cuba con la promesa de no volver a intentar instalarlos y, a cambio, Estados Unidos estableció el compromiso de no invadir la Isla para derrocar su gobierno comunista.

La mesa del restaurante Occidental de Washington en la que se evitó que Cuba fuera arrasada por una guerra nuclear constituye hoy una atracción turística. Viajeros de todo el mundo preguntan por ella y se toman fotos, agradecidos, quizás, de existir gracias a ella.

Deja Tu Opinion..

comentarios

Son pocos los cubanos que no llevan en su alma un poquito de superstición. Lo cierto...

Los cubanos somos fanáticos del mango: en jugo, dulce o a mordidas no lo perdonamos. Pero…...

Si le digo que su nombre tiene que ver con algunas características de su suelo y...

DERECHOS RESERVADOS TODOCUBA.ORG - 2016 TERMINOS | POLITICA