Historias de La Habana: una triste historia de amor

Historias de La Habana: una triste historia de amor
© miscelaneasdecuba

La ciudad de La Habana cuenta entre sus avenidas y edificaciones con espacios muy interesantes. Si eres de los que prefiere los mitos, leyendas e historias de La Habana, que surgen en las urbes no puedes dejar pasar esta invitación.

En un enorme museo a cielo abierto, podrás encontrar y ser parte de esta historia.

La Milagrosa en el museo de Colón. Fuente: Alamy

Una de las historias de La Habana

Amelia Goyri de la Hoz y José Vicente Adot Rabell vivían en La Habana. Aquí se conocieron. En esta romántica ciudad se enamoraron.

Contrajeron nupcias y comenzaron a vivir una ferviente historia de amor. Como fruto de esta pasión Amelia quedó embarazada poco tiempo después de la boda.

Pero cuenta la historia que no pudo llegar a feliz término. Amelia fallece cuando transcurría su octavo mes de embarazo.

Su esposo, José, quedó devastado. Cuenta la leyenda que nunca pudo resignarse ante la pérdida de su amada.

Es así que día a día se le veía llegar al sepulcro, en el Cementerio Cristóbal Colón, a visitar a su esposa. Tocaba una de las aldabas de la tumba, la que quedaba en el lado del corazón.

Con este ritual, según él, despertaba a su amada dormida. Después de esto se quedaba allí, durante largo rato, ejecutando un monólogo para Amelia.

historias de La Habana,

Fuente: Abelrojas

Años mas tarde…..

y años más tarde, el escultor cubano José Villalta de Saavedra, le erige una escultura basada en una foto de Amelia.

Todo el conjunto está trabajado en mármol de Carrara. La escultura reproduce una imagen de esta mujer con un niño cargado en el brazo izquierdo. En la mano derecha sostiene una gran cruz latina.

historias de La Habana,

La escultura basada en la foto de Amelia. Fuente: youtube.com

A partir de este momento, la ceremonia del amado cambia un poco. Después de hablarle a la amada, se retira.

Pero lo hace de una manera peculiar. Se da vuelta hacia la escultura y sale del lugar sin nunca darle la espalda.

Esta historia de amor y devoción de principios del siglo pasado trasciende hasta La Habana de hoy. El monumento dedicado a Amelia es visitado con frecuencia.

Es uno de los monumentos mas visitados de Cuba, su tumba recibe miles de visitas tanto de cubanos como de extranjeros por año.

Se ha convertido en una obra de adoración popular. El ritual del esposo es repetido por sus devotos día a día. La leyenda se ha transformado en rito de visita de los fieles que llegan a la tumba para realizar la petición de un milagro.

Muchos aseguran que se cumplen.

Los milagros ocurren

La milagrosa no es una santa canonizada por la iglesia católica, ni tampoco es una santa reconocida por ninguna institución, este personaje legendario de Cuba podría llamarse una santa popular, elevada por el mismo pueblo, por la misma ciudad, por las mismas personas que la visitan, año tras año pidiendo un  milagro, que dicen se cumple.

Los días mas visitados de esta santa popular en el cementerio de Colón en Cuba suele ocurrir en el mes de Mayo principalmente y en el día de las madres.

La mayoría del público que la visita suelen ser mujeres, que les llevan flores y que las dejan en su tumba, por lo que ese día la tumba de La Milagrosa se llena de ramos de flores de todo tipo y colores.

Los mensajes que dejan los visitantes son disimiles y variados que incluyen, citas de agradecimiento y de peticiones sobre todo de aquellas mujeres que buscan concebir hijos, estas notas suelen llegar de todas partes del mundo y no solo de Cuba.

Lo cierto es la La Milagrosa es el refugio y esperanza de quien busca un milagro basado en la fe y en la convicción, de que esta santa popular lo pude canalizar.

Es por esto que muchos acuden a los pies de su tumba a pedirle se le conceda el favor o el inmenso milagro que cada uno de ellos solicitan.

Ya han pasado mas de 117 de años de su muerte de una de las historias de La Habana, historia que empezó a principios del siglo XX y los milagros dice la gente que le pide ocurren.

Lo cierto es que Amelia Goyri ha cambiado de nombre. Ahora es llamada La Milagrosa.

Escrito por: Redacción - LB, usando información de: Tery A.
Patrocinado por Pacotillas - Envíos a Cuba