Los tres bares clásicos que no te puedes perder en La Habana

Los tres bares clásicos que no te puedes perder en La Habana

Si eres de los que ama el buen ron cubano, entonces sabrás que beber no se trata sólo de apurar el trago, sino también del ambiente. Por mucho que en La Habana existan infinidad de lugares donde empinar el codo hay tres bares clásicos que todo el que visita la capital de los cubanos tiene que conocer si pretende decir que bebió allí: el Floridita, el Sloppy Joe´s y la Bodeguita del Medio.

El Floridita: Sin dudas, el más famoso y emblemático de la villa de San Cristóbal. Situado en la intersección de Obispo y Monserrate tiene más de dos siglos de existencia, pues se estableció en 1817.

Aunque su coctelería es excelente, la fama del lugar viene, en buena medida por las personalidades de todo el mundo que se han arrimado a sus banquetas para degustar un daiquirí, el cóctel que identifica al bar en el mundo entero.

El Floridita

En el Floridita se encuentra, además, una estatua de Ernest Hemingway a tamaño real que rememora la presencia habitual del célebre novelista en el bar y que ha devenido en sí misma en un atractivo turístico, pues no existe viajero que no se tome una instantánea con ella cuando cruza el umbral.

Sloppy Joe’s: Aunque muchos no lo crean hubo una época en que el Sloppy Joe’s fue el templo sagrado de los que llegaban a Cuba para darse un traguito, incluso más que el Floridita, que era más local, más… de cubanos.

Entre 1920 y 1950 ningún bar de La Habana le ganó a la larga barra de 18 metros del Sloppy Joe’s (ni en largo, ni en cantidad de clientes).
Desafortunadamente tenía la fama de ser el bar de los americanos en Cuba y esa fue su desgracia. El poder surgido después de 1959 lo dejó perecer en la miseria hasta que fue rescatado a sus valores originales por la Oficina del Historiador de la Ciudad. Beberse unas copas en el Sloppy Joe’s es retrotraerse a la época en que La Habana era Las Vegas de América y los mafiosos andaban las calles de la capital como Pedro por su casa.

Sloppy Joe’s

La Bodeguita del Medio: La mayoría asocia la Bodeguita con un lugar para comer, pero es un excelente bar tradicional en el que también se come. Allí se resumen en perfecta armonía las mejores tradiciones criollas: música, comida y bebida.
Sus paredes se encuentran repletas de fotos y grafitis de los que por décadas se han sentado a gozar y refrescar con un mojito entre sus paredes.

Y no hay espacio ni para poner una coma. Prueba de que La Bodeguita es el más famoso de todos los bares y restaurantes de La Habana y de Cuba; y el que no se llegue allí no puede decir que estuvo en La Habana.

La Bodeguita del Medio

Escrito por: Redacción.




1 2 257