Los estadounidenses podrán seguir viajando a Cuba de esta forma

Los estadounidenses podrán seguir viajando a Cuba de esta forma

Mientras expertos en leyes se encuentran estudiando de manera minuciosa toda la jerga diplomática y legal de las nuevas reglas impuestas por la administración de Trump en cuanto a los viajes a Cuba, ya comienza a surgir una nueva perspectiva que podría servir a los estadounidenses para poder continuar realizando viajes a Cuba.

John McAuliff, director ejecutivo del Fondo para la Reconciliación y el Desarrollo de Cuba / Asociación entre personas de los Estados Unidos, en Riverhead, Nueva York, afirmó al respecto que “La realidad es que más allá de la prohibición de hoteles y otros sitios turísticos, no ha cambiado mucho más allá de renombrar la categoría de viajes independientes”.

Esto significa que si bien, se ha eliminado la categoría de viajes de “persona a persona”, que era la opción utilizada por los viajeros para participar en viajes no grupales, ahora las personas pueden viajar a Cuba bajo la nueva categoría recién aprobada de “Apoyo al pueblo cubano”, según informó McAuliff se trata simplemente de un “cambio en la nomenclatura”.

Pero, según las regulaciones que aplican a esta nueva categoría según fue publicado el miércoles, es requerido que cualquier persona que decida viajar en esta categoría “Partticipe en un cronograma de actividades a tiempo completo que resulte en una interacción significativa con las personas en Cuba”. Estas actividades también deben servir para mejorar el contacto con el pueblo de Cuba, apoyar la sociedad civil cubana o, incluso, promover la independelcia del pueblo cubano de las autoridades cubanas.

“La categoría de persona a persona era la más popular antes de estas nuevas reglas”, dijo Michael Zuccato, gerente general de Cuba Travel Services, en Lake Forest, California, porque les dio a los viajeros individuales mayor libertad para realizar las actividades que antes no estaba permitido”.

Ahora, en la categoría Apoyo al pueblo cubano, “si la regulación se aplica con cada palabra, hay un cambio allí. Pero si las personas quieren viajar a Cuba, pueden hacerlo. El verdadero impacto es la confusión y la histeria, y la apariencia de que viajar a Cuba está prohibido”, dijo.

Zuccato hace una predicción de que ocurrirá un cambio de acciones que genere una mayor reserva de grupos, ya que “No todos están familiarizados con estos términos. Se van a confundir”.

Entre las otras categorías de viajes que están actualmente permitidas son: viajes humanitarios, visitas familiares, investigaciones y reuniones profesionales, viajes para actividades religiosas, y asuntos oficiales del gobierno.

Es posible, por ejemplo, en la categoría “Apoyo a las personas”, alquilar una habitación en una casa particular o residencia privada cubana, comer en algún restaurante cubano de propiedad privada (paladares), o incluso comprar en tiendas que sean de propiedad privada y operadas por cubanos independientes o cuentapropistas, sin embargo, para poder cumplir con el requisito de “cronograma de tiempo completo”, un viajero tiene la obligación de participar en “Apoyo autorizado adicional para las actividades del pueblo cubano”.

Este tipo de restricciones podrían menoscabar el deseo de un turista de experimentar la cultura cubana auténtica, ya que todos los viajeros estadounidenses tienen la obligación de rastrear sus actividades mientras se encuentran en Cuba, y presentar un registro de ellas a los funcionarios norteamericanos a la hora de su regreso, si estos lo solicitan así.

Estas nuevas regulaciones no afectarán, sin embargo, a todos los viajeros estadounidenses que ya hayan realizado su reserva de viaje a Cuba antes del 16 de junio del 2017, mientras que todos aquellos viajeros educacionales con hoteles reservados antes del 9 de noviembre todavía podrán viajar.

Escrito por: .




1 2 261