lvc

Las calles empedradas de La Habana Vieja invitan a revivir el pasado colonial

Desde el siglo XVII comenzó lentamente en Cuba el empedramiento de las calles utilizando para ello las llamadas chinas pelonas que con su durabilidad han resistido la prueba del tiempo y convierten a las vías donde se conservan en verdaderas joyas coloniales.

Las calles empedradas constituyeron una expresión del uso de este mineral, y las llamadas chinas pelonas cubrieron los requerimientos necesarios para dicho fin al tratarse de rocas redondas y muy lisas que abundaban en ríos y mares de Cuba.

Se cuenta que en Santiago de Cuba el ingenioso gobernador Juan B. Vaillant encontró su método propio para efectuar el empedrado de los viales de la ciudad requiriendo de cada ciudadano que entraba a la misma condujera un risco como aporte a la obra.

Gente de Zona y Diana Fuentes estrenan el video de su colaboración “La vida me cambió”, disfruta aquí del clip

En la capital de la Isla, la primera vía que se cubrió con chinas pelonas en 1641 fue Empedrado y de ahí le vino su nombre. Esta medida obedeció a que la lluvia bajaba por ella con una fuerte corriente de agua que barría todo a su paso.

- Publicidad -

A finales del siglo XVIII comenzaron a embaldosarse las calles en Cuba con cantos de río, abundante y duro material que permitió su conservación hasta la actualidad para disfrute de todos aquellos que aman la evocación de la etapa colonial.

La segunda mitad de esta centuria fue próspera para La Habana no solo por haber sido recubiertas sus principales arterias, sino también porque la ciudad se extendió fuera de sus murallas y se vio embellecida por tres importantes obras: la Catedral, la Casa de Gobierno y la de Correos e Intendencia. A la par, la construcción de alamedas permitió el esparcimiento de la población en estos años.

Fue el Teniente General Miguel Tacón quien procurando el ornato público y el orden de la ciudad, acometió la obra de pavimentación, rotulación y numeración de las calles. Colocó en cada esquina inscripciones de bronce y utilizó el sencillo procedimiento empleado todavía en la actualidad, de poner los números pares en una acera y los impares en la otra. El alumbrado público completó la iniciativa del capitán general en este sentido.

En ciudades como La Habana, Trinidad, Santiago de Cuba, Matanzas, Camagüey y otras, aún hoy puede apreciarse el encanto de las calles empedradas y realizar un paseo por estas angostas y antiguas sorpresas pétreas flanqueadas por edificios muchas veces de arquitectura colonial que invitan a descubrir el pasado y a admirar una solidez que, retando al tiempo, produce la impresión de no envejecer.

Deja Tu Opinion..

comentarios

En Cuba la mayoría de los museos se extasían en la vida de los amos, las...

Para muchos cubanos Reinaldo Miravalles ha sido el mejor actor cubano de la historia. Brilló como...

En la actualidad son los chinos quienes tienen el record de los inventos de toda índole....

DERECHOS RESERVADOS TODOCUBA.ORG - 2016 TERMINOS | POLITICA