La famosa esquina de Toyo de La Habana

La famosa esquina de Toyo de La Habana

Ubicada en el capitalino municipio Diez de octubre, la esquina de Toyo es un lugar emblemático que consumido por la suciedad casi no permite vislumbrar los restos de su pasado brillante.

Este lugar se hizo muy famoso por los negocios gastronómicos que allí se encontraban especialmente por el bodegón, la panadería y la dulcería. Dicen que aún a cuadras de distancia se sentía el hipnotizante olor del pan recién horneado.

También el olor a comida acabada de hacer y la fragancia que dispersaba en el aire un tostadero de café cercano, hacían de esta intersección entre La Víbora, Luyanó y el centro de La Habana, una de las esquinas más famosas de la ciudad. Por otro lado, existían a la vez muchísimos puestos de venta de comestibles ligeros.

Tan grande fue la popularidad de este lugar, que en un gran edificio que queda en la misma intersección entre las tres calles, tuvo su hogar Fulgencio Batista. A pesar de que ese edificio perteneció a un personaje de la historia cubana, hoy es un fantasma de lo que fue hace muchos años. El portal está apuntalado y dentro solo viven restos de basura y desperdicios abandonados por inescrupulosos a los que poco les importa ya la limpieza de la ciudad.

Ubicada en el capitalino municipio Diez de octubre, la esquina de Toyo. -secretosdecuba.com

La esquina en aquel entonces era un lugar iluminado con cantidad de luces y las edificaciones estaban construidas con mampostería. Algo que pocas personas conocen es que en Toyo se encuentra lo que fue el primer cine de Art decó del país, el cine Moderno.

Este movimiento, el Art Decó, tuvo gran influencia en la arquitectura nacional durante las décadas de los años 20 a los años 30. La llegada de este estilo a La Habana coincidió con el desarrollo y auge de las salas cinematográficas habaneras, por lo que marcó una pauta en sus principales construcciones.

Por: Karla Castillo

Escrito por: .
Patrocinado por Pacotillas - Envíos a Cuba