Inmigrantes que murieron asfixiados atrapados en un camión en Texas tomaban turnos para respirar

Inmigrantes que murieron asfixiados atrapados en un camión en Texas tomaban turnos para respirar

Un hombre en un estacionamiento de Wal-Mart alertó a las autoridades tras escuchar un pedido por agua de unos de los sobrevivientes. «El trabajador volvió con el agua, llamó a la policía y cuando llegamos encontramos ocho personas muertas en la parte trasera del tráiler», dijo McManus, al añadir que «había al menos 38 personas dentro del camión».

Nuevos reportes indican que aumentaron a diez los inmigrantes muertos, encontrados en el tráiler de un camión estacionado el domingo en San Antonio, Texas, según confirmaron las autoridades. Se estima que pudieron haber estado unos 100 indocumentados dentro del camión, muchos de los cuales huyeron.

Menores de edad estarían entre los inmigrantes atrapados en el camión. Tanto los fallecidos como las otras personas que fueron hospitalizadas, algunas en estado crítico, eran jóvenes y adultos de entre 20 y 30 años, dijo el jefe de la policía de San Antonio, William McManus, en una conferencia de prensa recogida por medios locales.

Documentos judiciales del caso de 10 personas muertas detallaron que las personas atrapadas tomaban turnos para poder respirar a través de un hoyo en la pared del tráiler.

James Mathew Bradley Jr. de 60 años, es el sospechoso de conducir el tráiler. El lunes apareció en corte y hasta podría enfrentar la pena de muerte. El responsable policial explicó que entre los 20 heridos había algunos en «estado crítico o muy grave» y que éstos habían sido trasladados en helicópteros a diversos hospitales cercanos.

Las otras ocho personas que se encontraban en el interior del vehículo fueron tratadas de lesiones leves. El jefe de bomberos de San Antonio, Charles Hood, dijo en la misma rueda de prensa, ofrecida a las puertas de los grandes almacenes, que el aire acondicionado del vehículo no funcionaba y no había agua. El calor dentro del camión era insoportable.

«Estaban muy calientes al tacto», dijo Hood de las víctimas, sin precisar cuánto tiempo llevaba el camión aparcado en San Antonio. Según algunos medios, al menos dos menores figuran entre los fallecidos.

McManus explicó que la Policía considera el caso «un crimen de tráfico de personas» y que «el Departamento de Seguridad Nacional está involucrado en la investigación». «Se trabajará con ellos para determinar el origen de esta horrible tragedia», añadió.

El horrendo hallazgo trajo a la memoria uno ocurrido en mayo de 2003, cuando 18 inmigrantes indocumentados murieron asfixiados por las altas temperaturas dentro de un camión en Victoria, Texas. Al ver lo sucedido, el conductor se dio a la fuga dejando encerrados alrededor de 100 personas, incluyendo niños.

Escrito por: .
Patrocinado por Pacotillas - Envíos a Cuba