Fidel Castro, Maradona y la loca anécdota con una tapa de inodoro

Fidel Castro, Maradona y la loca anécdota con una tapa de inodoro
© Granma

Diego Armando Maradona fue uno de los futbolistas argentinos más populares del milenio pasado, pero sin dudas en Cuba es conocido no solo por el criterio de sus fanáticos en aquel momento sino también por la indisoluble amistad que estrechó con el líder de la revolución cubana Fidel Castro.

En esta ocasión queremos acercar a los lectores a una de las anécdotas que marcaron este vínculo estrecho y que data de fines de los años noventa.

Por estos tiempos  el visado de  Diego fue rechazado en Estados Unidos debido en parte al criterio que rondaba de su adicción por los narcóticos, sin embargo fue recibido con los brazos abiertos en la caribeña isla por el propio Fidel.

Fidel Castro y Maradona en uno de sus encuentros. FUENTE: diario AS

Hasta acá se trasladó para comenzar todo un proceso recuperativo acompañado de su esposa de entonces, Claudia, su representante Guillermo Cóppola y su médico personal.

Así comenzó todo un sistema de estudios, investigaciones rigurosas y cuidados especiales que le permitieran al Astro Argentino recuperarse completamente.

Al ritmo del descanso y la recuperación, el “Diez´´, como también se le llamara por su número dentro de la nómina del equipo argentino, se tomaba tiempo también para salir y disfrutar de las noches cubanas, y es justo acá donde nace la historia que queremos compartir.

Aquí el relato de la Historia:

Al regreso de una de esas noches de salida, donde Diego fue acompañado por su ex agente se cruzaron en plena calle con la caravana que trasladaba toda la comitiva presidencial socialista, increíblemente su camioneta quedó justo en frente del desfile y Diego no dudó ni un segundo en asomar su cuerpo por la ventanilla con el objetivo de saludar a Fidel, justo ahí le voceo “¡Presidente, presidente!”.

Luego de este pequeño suceso, regresaron al hogar para descansar y recuperar energía, lo que nadie esperaba es que unos minutos más tarde Castro se presentara en la casa del “Diez´´.

Maradona y Fidel Castro en uno de sus encuentros. FUENTE: Revista Libero

Según recuerda su representante Cóppola la impresión fue tal que saludó a Fidel casi gritando para que Diego desde el fondo de la habitación se percatara de lo que sucedía y procediera a cerrar la puerta pues según él, ahí dentro había todo un arsenal.

La sorpresa fue mayor cuando Maradona salió casi desnudo, descalzo y con una tapa de inodoro colgada del cuello, se trataba de un regalo para Fidel.

El líder quedó sorprendido sin dudas solo por un momento, la risa no pudo ser detenida cuando Diego le dio los buenos días y le obsequió la tapa de inodoro que poseía en su superficie una foto de George Bush acompañada de una dedicatoria que decía “Para que cada vez que la use, se lo dedique”.

La risa fue imparable y según comenta Cóppola, esa mañana la pasaron juntos.

Maradona y la amistad de Fidel Castro. FUENTE: facebook Maradona

Diego era para Fidel como un hijo y el sentimiento era recíproco, Maradona además de contar ya con un tatuaje del Che Guevara, a quien admiraba muchísimo, procedió a tatuarse de igual modo a Castro en la pierna izquierda.

De esta manera quedó registrada para la historia una de las anécdotas más casuales y a la vez ocurrentes de la relación entre Castro y el “Diez´´, vínculo que se hizo más grande con el tiempo.

Maradona y su tatto del Che Guevara. FUENTE: taringa.net

Escrito por: Redacción - LB, usando información de: Online Tours.