Esta es la historia de la Candelaria, la virgen que las cubanas creen que les hace crecer el pelo

Esta es la historia de la Candelaria, la virgen que las cubanas creen que les hace crecer el pelo

El 2 de febrero se celebra el día de la Candelaria. Esa es la fecha que escogen muchísimas cubanas creyentes para cortarse el cabello (para alegría del gremio de las peluqueras que casi no dan abasto), pues según la creencia popular, si el pelo se corta ese día crecerán con más fuerza y vigor.

También algunos campesinos creen que si podan algunos frutales en esa fecha crecerán con más fuerza.

La Candelaria es una de las muchas advocaciones existentes de la Virgen María y tuvo su origen en Oriente (en el de Asia, no en el de Cuba… vale aclarar) y luego se extendió a Europa en el siglo VI. Su fiesta, que se celebra el mencionado 2 de febrero tiene diversos nombres: Fiesta de las Candelas, Fiesta de la Luz, Presentación del Señor o Purificación de María.

Iconográficamente se representa a la virgen con una vela o llama en una mano y una canasta con dos tórtolas en la otra. Esta imagen se basa en el pasaje bíblico de la presentación del niño Jesús en el Templo de Jerusalén.

Su culto como advocación mariana nació en las Islas Canarias, donde es la santa patrona y llegó a América (y por supuesto a Cuba) de la mano de los inmigrantes isleños.

En la mayor de las Antillas existen unos doce templos dedicados a la Candelaria. La ciudad de Santa María del Puerto del Príncipe (actual Camagüey) en particular fue fundada el 2 de febrero de 1514 y se encuentra bajo la protección de la virgen En el altar mayor de la Parroquia Mayor de la ciudad se encuentra una talla suya que es muy venerada por los creyentes.

Otro pueblo cubano donde se venera a la Candelaria es San Fernando de Camarones en Cienfuegos, fundado en 1714, y donde se le considera la santa patrona.

 

Escrito por: .
Patrocinado por Pacotillas - Envíos a Cuba