Emiten lista de posibles territorios afectados por tsunami tras terremoto de 7.6

Emiten lista de posibles territorios afectados por tsunami tras terremoto de 7.6

El Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS, por sus siglas en inglés) emitió un listado de los territorios cubanos que podrían resultar afectados por los efectos del tsunami como consecuencia del terremoto de magnitud 7,6 en la escala de Richter que sacudió el Caribe, entre Honduras y Cuba.

El temblor ocurrió a las 8:50 hora local. De acuerdo a información del centro estadounidense, su epicentro se situó a 44 kilómetros al este del archipiélago de las Islas del Cisne, que pertenecen a Honduras y se sitúan en el noroeste del mar Caribe.

El terremoto tuvo 10 kilómetros de profundidad, en el mar, entre la isla de Cuba y las costas de Honduras y Belice, según muestran los mapas del Servicio Geológico de Estados Unidos.

Grandes olas podrían golpear Cuba, las Islas Cayman, Jamaica, México, Honduras, Belize, Costa Rica, Panamá, Nicaragua, Guatemala, informó el centro.

Las olas podrían llegar a medir una altura desde 0,3 y un metro de altitud sobre el nivel del mar.

En la isla de Cuba los medios locales han realizado reportes donde informan que en cualquier caso de afectaciones el tsunami no vendrá acompañado de olas peligrosas aunque se pueden presentar un ingreso lento del mar en las costas de zonas de planicie.

Un Tsunami es un fenómeno natural que es consecuencia de olas gigantes. Estas olas son ocasionadas por el desplazamiento de una gran cantidad de agua del océano, la cual se repliega y seguidamente se desdobla con gran violencia. A lo largo de la historia del mundo han ocurrido diversos tsunamis, siendo Japón, por su ubicación geográfica, el país más castigado (se tienen documentados 195 tsunamis en la costa japonesa). Sin embargo, como consecuencia de diversas variables, los efectos colaterales del tsunami pueden variar desde una menor escala de daños hasta una de mayor y alarmante causando destrozos y pérdidas humanas.

Volcanes submarinos son también capaces de desencadenar grandes tsunamis, dice, con la erupción en 1883 del Krakatoa que generó una ola de 30 metros de altura.

En la noche del 9 de julio de 1958 un terremoto de magnitud 7.7 ubicada a lo largo de la Falla de Fairweather en el Panhandle de Alaska aflojó unas 40 millones de yardas cúbicas (30,6 millones de metros cúbicos) de roca sobre la costa noreste de Lituya Bay. Esta masa de roca se desplomó desde una altitud de aproximadamente 3.000 pies (914 metros) hacia abajo en las aguas de Gilbert Inlet.

Escrito por: .




1 2 257