El casi desconocido combate naval del Mariel en el que un solitario mercante español se enfrentó a la armada de EE.UU.

El casi desconocido combate naval del Mariel en el que un solitario mercante español se enfrentó a la armada de EE.UU.

En abril de 1898 al romperse las hostilidades entre Estados Unidos y España ambas naciones prepararon sus escuadras, pues sabían que el resultado de la contienda se decidiría en el mar. Entre las grandes batallas de Cavite y Santiago de Cuba se libraron algunos combates aislados entre unidades navales de ambos países. Uno de los menos conocidos es el que en el Mariel libró en solitario el crucero auxiliar español Alfonso XII contra varias unidades de superficie de la armada estadounidense que vigilaban el bloqueo a la Isla.

El crucero español Alfonso XII  fue construido en los astilleros ingleses en 1888 y estaba adscrito a la Escuadra de Reserva como crucero auxiliar. De regreso de Port Said se dirigió a Cuba donde se enfrentó con unidades muy superiores de la escuadra de Estados Unidos y fue hundido en las cercanías del Mariel el 3 de julio de 1898, casualmente el mismo día en que era destruida por completo la escuadra del almirante Pascual Cervera en la batalla naval de Santiago de Cuba.

Comandado por el capitán Francisco Moret y Martín el Alfonso XII cruzó en solitario el Atlántico en una controvertida decisión de la armada española. Antes, en Cádiz había sido armado con seis cañones y embarcado tres compañías de infantería de marina y provisiones para el ejército español de operaciones en Cuba.

Su objetivo era burlar el bloqueo norteamericano y llegar hasta la bahía de Cienfuegos, pero en las cercanías de esta ciudad sureña fue avistado por tres buques norteamericanos que emprendieron su persecución.

A todo carbón el rápido navío español logró perderlos de vista bordeando el extremo occidental de la Isla por lo que el capitán decidió tratar de llegar a la seguridad de La Habana, plaza que se consideraba inexpugnable.

El Alfonso XII estaba comandado por el capitán Francisco Moret y Martín que en todo momento se comportó con templanza y valor

El Alfonso XII estaba comandado por el capitán Francisco Moret y Martín que en todo momento se comportó con templanza y valor

Desafortunadamente, cuando apenas estaba a ocho millas de la bahía fue interceptado por tres cruceros de Estados Unidos, contra los que nada podía intentar excepto huir. Bajo el fuego de los norteamericanos puso rumbo al Mariel para tratar de desembarcar las tropas y la carga, dando por perdido el buque. Allí aguantó firme más de 100 disparos de cañón de los perseguidores que lo alcanzaron en ocho ocasiones, lo desarbolaron y provocaron diversos incendios hasta embarrancarlo cerca de la costa a tiro de fusil.

El capitán Moret ordenó echar la carga por la borda con la esperanza de que parte de ella llegara flotando a la costa e hizo bajar los botes. La propia tripulación hizo volar el buque que fue consumido por las llamas. Así se perdió el mejor buque de la Compañía Trasatlántica Española.

Enterado el capitán general Ramón Blanco del asedio a que era sometido el buque envío tropas y artillería para apoyarlo desde tierra que lograron hacer huir a los buques norteamericanos y salvar la carga y la tripulación.

Mas, todo en vano, ese mismo día 3 de julio, en las afueras de Santiago de Cuba, la escuadra del almirante Pascual Cervera era destruida por la armada de Estados Unidos y se iba al fondo del mar con lo que quedaba del poder español en América.

Escrito por: .
Patrocinado por Pacotillas - Envíos a Cuba