Consejos para cubanos que deseen viajar como «mulas» a Panamá

Consejos para cubanos que deseen viajar como «mulas» a Panamá
© El Toque

El negocio del momento en Cuba es el de quienes viajan al extranjero en busca de mercancías y regresar al territorio nacional para venderlas a sobreprecio, estos son conocidos popularmente como «mulas».

Más de 40 mil cubanos viajaron a Panamá el pasado año, un destino privilegiado, pues no requiere visado y miles de personas se aventuran hacia ese país en buscan de los productos que no se encuentran en territorio cubano.

Panamá es el destino más frecuentado por los cubanos llamados ‘mulas’ para revender la mercancia que compran en Cuba. FUENTE: 14ymedio

El periplo cubano inicia al poner un pie en el aeropuerto de Tocumen en Panamá, allí los experimentados aconsejan tomar un taxi hasta la ciudad de Colón, trayecto que puede durar aproximadamente una hora y cuyo taxi siempre será mejor reservar desde Cuba.

La zona hotelera es el segundo paso, existe la posibilidad de rentar habitaciones en varios hoteles o tomar el hospedaje en casa de cubanos, en cuartos de hasta 8 personas.

Para lo relacionado con la comida durante la estadía en Panamá, existen varias opciones que van desde las comidas rápidas hasta diversos menús que ofrecen los hoteles a precios módicos.

En todos los alrededores de estos lugares se sitúan establecimientos de comidas rápidas que pueden ser muy económicas.

Establecimientos de comidas rápidas y franquicias muy conocidas, restaurantes accesibles en cuanto al precio y algunas panaderías.

A 1,6 kilómetros de la Zona Libre, en la avenida Bolívar, están ubicados los hoteles más populares entre los cubanos: Internacional de Colón y La Cubana.

Estos hoteles populares entre los cubanos brindan WiFi gratuito y una habitación para dos personas, cuyos precios sueles oscilar entre los 35 y 50 dólares por noche.

El área de compras en la zona franca de Colón es la más grande del continente y permite la compra sin impuestos, el pase hasta aquí debe solicitarse una vez llegado a la recepción del hotel.

La Zona Libre de Colón en Panamá centro preferido de los cubanos para hacer sus compras. FUENTE: Estrategiasynegocios

Una vez allí la inmensidad de locales de venta, unos 2600 en 2.4 km cuadrados, definirá los intereses de cada cual.

Las compras que realicen las «mulas» se enviarán a través de una agencia de carga hacia el aeropuerto de Tocumen, donde serán embarcadas por la aerolínea correspondiente.

Sin embargo, la zona de Colón es altamente peligrosa y aunque no se registran situaciones graves relacionadas con la presencia de cubanos allí, vale la pena tener en cuenta las precauciones correspondientes para estos casos y guardar todas las medidas de seguridad posible.

La mayoría con experiencia en este tipo de actividades aconseja no salir de noche y si es posible viajar siempre en grupos, nunca en solitario.

Para ir de los hospedajes a los almacenes de la zona libre hay taxis que salen desde el mismo hotel y cuestan un dólar por persona.

Le recomendamos comprar una línea telefónica con Internet, que cuesta alrededor de 10 USD, para poder contactar a los taxistas y así transportarse mas rápidamente.

Teniendo en cuenta estos aspectos las mulas cubanas podrán continuar con éxito sus dinámicas de compra-venta y las autoridades panameñas seguirán encontrando un mercado solvente entre los cubanos del nuevo sector no estatal que crece en la Isla.

Las tiendas panameñas abarrotadas de mercancía donde van los cubanos a realizar sus compras. FUENTE: Desde La Habana.

Escrito por: Redacción - LB, usando información de: El Toque.
Patrocinado por Pacotillas - Envíos a Cuba