Conoce el emotivo proyecto que ha llevado a jóvenes cubanos con Síndrome de Down a exponer sus cuadros alrededor del mundo

Conoce el emotivo proyecto que ha llevado a jóvenes cubanos con Síndrome de Down a exponer sus cuadros alrededor del mundo
© El Toque

Con Amor y Esperanza es el título de un proyecto comunitario nacido en la ciudad de Pinar del Río y dedicado a jóvenes con necesidades educativas especiales, principalmente al Síndrome de Down.

FUENTE: onu.org.cu

Nacido en 2002 como iniciativa del artista de la plástica Jesús Carrete y su esposa, la máster en Psicología Educativa, Carolina Hernández, hasta hoy cuenta con más de 76 exposiciones, piezas comercializadas y presencia en países como Estados Unidos, España, Alemania, México y Bélgica.

Lo que empezó como encuentros quincenales, ha continuado ahora con talleres en varios días de la semana y la incorporación de nuevos integrantes hasta sumar 22 que reciben clases de diversas técnicas como pintura, dibujo, grabado y manualidades.

Aunque en sus inicios enseñaban también la colagrafía, ahora se dedican a impartir terapias familiares, sesiones de lectoescritura, música y danza. Antes tuvieron también taichí, yoga y teatro.

FUENTE: Periódico Guerrillero

El motivo impulsor del proyecto Con Amor y Esperanza fue el padecimiento de la propia hija de Jesús con Sindrome de Down, Lianna Carrete presenta Síndrome de Down y gracias a los talleres ahora es calificada como pintora y grabadora.

De sus obras, donde predomina la figura humana en una interpretación muy personal, ha podido vender algunos ejemplares y con ello conseguir escalar un peldaño en el movimiento hacia la mayor inclusión de personas con aprendizaje diferente.

A pesar de su buena intención, el proyecto nunca ha podido contar con fondos estatales para su desarrollo y tampoco pueden vender sus grabados y su línea de muñequería porque no cuentan con licencia para ello, no obstante han alcanzado una difusión bastante amplia.

Sus obras ilustraron el libro La casa de todos, del escritor pinareño Alberto Peraza e investigaciones recientes han demostrado cómo les ha cambiado la vida a sus participantes.

Solo el hecho de poder firmar sus obras y que los reconozcan como artistas constituye un fuerte impulso a la autoestima de cada uno y un nuevo vínculo con la sociedad.

El día del Sindrome de Down es celebrado una vez al año, es aquí donde se reafirma  y se enaltece el derecho de todas las persona con este Sindrome.

Además se reconoce el derecho que todos ellos tienen al disfrute  e integración pleno en todos los aspectos de los derechos humanos.

El aporte del proyecto  Con Amor y Esperanza propicia las condiciones necesarias para que este grupo de personas también puedan contribuir de forma valiosa a la sociedad.

Un granito de arena para un mundo mas justo e inclusivo.

FUENTE: cubadebate

Escrito por: Redacción - LB, usando información de: El Toque.




1 2 257