fbpx
Bolsonaro da positivo al COVID-19 y se trata con cloroquina
EFE / Joédson Alves

Bolsonaro da positivo al COVID-19 y se trata con cloroquina

Brasilia, 7 de julio de 2020.- Jair Bolsonaro, de 65 años, presidente de Brasil,  y uno de los más escépticos en el mundo sobre la gravedad del coronavirus, anunció el martes que resultó positivo a la COVID-19. El presidente comenzó a ser tratado con cloroquina.


«Comenzó el domingo con una breve indisposición», expresó el mismo Bolsonaro a los periodistas en la residencia oficial. El mandatario asegura que hasta ahora se siente «perfectamente bien», incluso informó sobre el resultado la prueba mientras conversaba con los reporteros a una distancia inferior a los dos metros, aunque estaba usando mascarilla.

Bolsonaro se había referido a la COVID-19 como una «gripecita»

Durante los últimos meses, Bolsonaro ha desafiado casi a diario al virus, al que llegó a calificar de «gripecita», circulando por las calles en plena cuarentena, al asistir a actos públicos sin la máscara preceptiva, abrazando y besando a partidarios sin cuidado alguno y con un desdeño constante frente a la enfermedad.

«Confieso que creí haberlo contraído hace unos meses atrás», pero «no esperaba que esto hubiera ocurrido conmigo», explicó Bolsonaro, quien ha cancelado su agenda para los próximos días y permanecerá en cuarentena en su casa, aunque aclaró que no sabe «estar parado», por lo que seguirá despachando mediante videoconferencias.

Este último fin de semana, visitó el estado de Santa Catarina y al regresar a Brasilia visitó al embajador de Estados Unidos, Todd Chapman, para celebrar el Día de la Independencia de ese país junto al canciller brasileño, Ernesto Araújo, y otras personas.

Todos posaron abrazados para fotos, sin máscaras, y se mostraron alrededor de una mesa sin protección alguna, lo que ha llevado al diplomático a someterse también a un test de coronavirus, según confirmaron a Efe fuentes de la embajada estadounidense.

A diferencia de Bolsonaro, Chapman no ha presentado síntomas de enfermedad alguna, pero pasará preventivamente por exámenes.

Asimismo, se han sometido a pruebas todos los ministros que han estado con el mandatario en los últimos días y su familia, que ya desde la semana pasada se preocupa con la salud de una abuela de la esposa de Bolsonaro, de 80 años e internada con COVID-19.

El presidente está tratándose con cloroquina

Portavoces de la Presidencia confirmaron a Efe que Bolsonaro ha tomado desde este lunes dos dosis de cloroquina, un antipalúdico que, en su opinión, es completamente eficaz para el tratamiento del coronavirus, pese a que la ciencia no lo ha comprobado y alienta muy serias dudas.

Este martes, el líder de la ultraderecha brasileña se acercó a un grupo de partidarios en la puerta de su residencia oficia. Allí reveló que tenía síntomas de gripe, pero que había decidido someterse a un test para descartar que fuera COVID-19.

«Vine del hospital ahora, me hice una radiografía del pulmón y está limpio. Voy a hacer un examen del COVID-19 dentro de poco, pero está todo bien», declaró Bolsonaro. Según fuentes, el mandatario había sentido dolores musculares y llegado a tener hasta 38 grados de fiebre.

Según explicó este martes, al anunciar el positivo del examen, insistió en que, si bien es necesario «preocuparse con el virus», también es necesario «cuidar de la economía». Aspira que el país retome cuanto antes las actividades productivas, porque «el desempleo mata también».

Si le ha gustado este artículo, también podrían interesarle estos otros:

También puede ver artículos similares en nuestra sección de noticias.

Escrito por | Redacción - AHP

Fuente: EFE

Patrocinado por: Pacotillas - Envíos a Cuba