Unilever se podrá instalar en la Zona Especial del Puerto de Mariel después de haber sido autorizada por las autoridades cubanas (El Diario/EFE)
Más oportunidades de crecimiento llegan a Cuba - Unilever se podrá instalar en la Zona Especial del Puerto de Mariel después de haber sido autorizada por las autoridades cubanas (El Diario/EFE)

Más oportunidades de crecimiento llegan a Cuba

Unilever se podrá instalar en la Zona Especial del Puerto de Mariel después de haber sido autorizada por las autoridades cubanas (El Diario/EFE)
Unilever se podrá instalar en la Zona Especial del Puerto de Mariel después de haber sido autorizada por las autoridades cubanas (El Diario/EFE)

Cuando se piensa en productos de higiene personal y aseo del hogar resuena el nombre de una compañía gigante: Unilever, y esta empresa de origen anglo-holandés ha sido autorizada por las autoridades cubanas para iniciar operaciones en la isla en el 2017.

Esto se debe a que Unilever podrá instalar en la Zona Especial de Desarrollo del puerto de Mariel una empresa mixta con la compañía estatal Intersuchel, llevando a cabo una inversión que supera los 35 millones de dólares USD.

Los planes a futuro

Tanto los ejecutivos de Unilever como los de Intersuchel afirmaron que la nueva empresa mixta podrá empezar a producir a finales del 2017, para poder colocar productos tanto de higiene personal como de cuidado del hogar en el mercado cubano, llevando una línea de marcas que cuentan con respaldo internacional, como Rexona, Close-Up, Sedal, Lux y Omo, entre otros.

Este anuncio está relacionado con la visita que ha realizado la ministra de Comercio Exterior y Cooperación al Desarrollo de los Países Bajos, Liliana Ploumen, a Cuba, junto a 77 representantes de diversas empresas holandesas, para realizar diversas inversiones en la isla con socios cubanos.

En el caso de la compañía mixta entre Unilever e Intersuchel, la compañía anglo-holandesa aportará el 60% del capital mientras que la empresa estatal aportará el 40% restante, con la intención de poder estimular la economía al crear unos 300 empleos directos.

Este proyecto es el noveno que autoriza el gobierno de Cuba para instalarse en la Zona de Mariel (de los otros 8 proyectos, 5 son de capital 100% extranjero), que será un centro empresarial y, además, un megapuerto mercante, lo que facilitaría la instalación de compañías de capital extranjero.

Publicidad

Puertas abiertas a la educación

No sólo se han abierto diversas oportunidades para las compañías extranjeras que apuestan al crecimiento de la isla, sino que también un consorcio de 9 universidades de la élite educativa de los Estados Unidos, han creado una sede fija permanente en la isla, aprovechando las regulaciones anunciadas a finales del 2015 por la Administración de Barack Obama que permitirían tener una presencia física en Cuba.

El Consorcio para Estudios Avanzados en el Extranjero (CASA), presidido por la Universidad de Brown junto con la participación de otras grandes casas de estudios, con la intención de llevar grupos reducidos de estudiantes a Cuba durante el período lectivo de otoño para estudiar diversas cátedras de estudios cubanos y caribeños.

Al respecto, el historiador Adrián López Denis, piensa que, con la expansión de estos programas, en un futuro los estudiantes cubanos también podrán viajar a los Estados Unidos para recibir clases durante un semestre, para que pueda existir un intercambio cultural bidireccional, y agregó que:

“La idea con la sede de CASA es que a largo plazo se convierta en una institución cultural donde la gente de La Habana pueda participar de las cosas que sucedan allí”

Fuentes: Panorama, El Diario, El Nuevo Herald