Comidas indispensables en la vida de un cubano
16 comidas indispensables en la vida de un cubano

Después de la familia y los amigos, si hay algo a lo que un cubano no puede renunciar es a su comida. No importa en qué parte del mundo se encuentre, se las ingeniará para conseguir y/o preparar algunos de sus platillos típicos, y de esta forma, mantener el sabor de su Isla en el paladar.

La dieta de los nacidos en la Mayor de las Antillas se basa, fundamentalmente, en alimentos de la tierra, muy a pesar de su condición de isla. Los granos, frutas y carnes son imprescindibles en su cultura culinaria, que resulta de la mezcla entre las costumbres alimenticias de Taínos, españoles y africanos. Hoy, Todo Cuba pone a prueba a aquellos que están a dieta, y asegura que, como mínimo, se les hará agua la boca

1. El arroz 

 

El plato de un cubano puede estar lleno, pero, si falta el arroz, probablemente el susodicho sienta que no ha comido nada. Con este cereal ocurre más o menos lo mismo que con el televisor en la sala de una casa en décadas pasadas: aunque se considera un “acompañante”, lo cierto es que se ha apoderado del protagonismo, y lo demás gira en torno a él.

Así que, sin importar el menú del día, lo más probable es que esté presente. El cubano toma sopa… con arroz; disfruta de un potaje… con arroz; complementa el sabor de la carne… con arroz; lo presenta en sus diversas variantes: arroz congrí, arroz con pollo, arroz con vegetales; de postre puede preparar un delicioso arroz con leche, e incluso paleticas de helado hechas… adivinen con qué.

El motivo principal es que, a diferencia del francés- por ejemplo-, el cubano necesita sentirse lleno. Las causas de esta necesidad bien podrían ser atribuidas a tradiciones adquiridas, adaptadas o modificadas durante el proceso de transculturación y/o a las miserias del insoportable “Período Especial” y su tendencia a lo infinito.

Por eso, este platillo es como aquel que lo prepara: se adapta a cualquier situación, sin perder su sabor característico.

2. Potaje

Aunque ya sabemos quién es nuestro personaje principal, no podemos ignorar que algo similar ocurre en este caso. Hechos a base de verduras y legumbres cocidas en abundante agua para crear una especie de sopa espesa, los potajes suelen usarse como acompañante o como plato principal, dependiendo de qué ingrediente se utilice para su realización.

Frijoles, chícharos y garbanzos son algunos de los más aclamados por los comensales, que por lo general, los mezclan con arroz, y los prefieren con carne de cerdo y tostones.

3. Cerdo

Calificado en tono jocoso como “mamífero nacional” debido a que su carne es una de las más consumidas, el cerdo, en cualquiera de sus variantes, es uno de los platillos favoritos del cubano. Y si de compartir en familia, celebrar la nochevieja, o un cumpleaños entre amigos se trata, el sustituto de la controversial carne de res y el paradójicamente desaparecido pescado, no puede faltar.

También conocido como puerco, lechón o macho en las regiones orientales de la Isla, el cerdo puede prepararse incluso en más formas de las que lo nombran. Y se dice que, para que quede con el sabor ideal, debe ser adobado desde la noche anterior a su cocción. Por supuesto, los nativos de la Isla no desaprovechan nada: usan la cabeza para darle sabor a las caldosas, y se chupan los dedos hasta con la colita de animal.

Si hay algo a lo que un cubano jamás dice que no, es a un buen lechón.

4. Chicharrones

foto – vice.com

Hablando de no desperdiciar, otra delicia cubana. Un ‘snack’ que no es más que cerdo (a menudo con piel) frito. A pesar de que en otros países del área caribeña también es popular, nada grita evento deportivo o película, mejor que los chicharrones.

No importa si sus dientes están en juego, o si usted usa dentadura postiza: no hay papilas gustativas que se resistan a un plato de chicharrones.

5. Caldosa

foto – cubanet.org

No importa si la hizo usted, o si se trata de la elaborada por Kike y Marina, esta fórmula culinaria- como solemos decir los cubanos- “levanta a un muerto”. A base de pollo, yuca, plátano, malanga, papa, disímiles especias y algún truco extra del cocinero, es capaz de atraer solo con su olor, a todos los que se encuentren cerca.

También conocida como ajiaco criollo, es otra muestra identitaria de lo que representa el cubano.

6. Tamales

foto- lacocinadevero.com

En hoja o en cazuela, no hay nada que de tanto gusto como un buen tamal al estilo cubano. De compleja elaboración- como todo lo bueno- prepararlos, si bien no es una ciencia, implica mano de obra dispuesta a limpiar y rallar las mazorcas. Pero, seguramente, cuando el platillo comience a desprender su aroma particular, todos los que participaron en la faena se sentirán totalmente satisfechos.

Los tamales suelen ser rellenos con carne de cerdo, acompañados con arroz, y rociados con un aliño a base de la grasa en que se preparó la propia carne. Este es uno de los platillos que más nostalgia despierta en aquellos que ya no residen en Cuba.

7. Sopa

Aunque dicen que los guapos no toman sopa, lo cierto es que, entre cubanos, esta creencia se ha desmitificado. Es uno de los platos preferidos para días de invierno, o si alguien en la familia está convaleciente. Una buena sopa de pollo, tiene poderes similares a los de la caldosa: reanima a cualquiera.

En una época, las sopas de letras fueron comunes en Cuba, sobre todo para atrapar la atención de los niños de poco apetito.

8. Picadillo

- Publicidad -

Otra de las recetas salvavidas del cubano, el picadillo (sin apellidos), es una de las comidas más preparadas en el país. Elaborado con lo que se consiga, y sazonado con ají, ajo, cebolla, y puré de tomate como principales ingredientes, suele ser disfrutado con arroz, frijoles y plátanos maduros.

El caso del picadillo de soja lo dejamos a criterio del consumidor, y puede ser debatido en los comentarios de este artículo.

9. Carne con papas

Cuando un cubano pasa por todas las vicisitudes pertinentes para llevar a casa un saco de papas, las utiliza en la preparación de tres recetas principales: por supuesto las esperadas papas fritas; en segundo lugar, las papas rellenas; y, por último, la carne con papas.

Tres delicias de las que los nativos de la Mayor de las Antillas nunca se cansan, quizás por eso de que uno desea más aquello que le cuesta trabajo conseguir.

10. Croquetas

Aunque vean los cielos de su boca abiertos, y les guste pegarse, esto no es impedimento para que un cubano las califique como uno de sus acompañantes o snacks favoritos. Su fácil preparación y excelente sabor mantiene altos sus niveles de audiencia.

Presentes en las cajitas de cumpleaños, pueden elaborarse con diferentes tipos de carne, incluso mezcladas. Así, hay croquetas de pollo, de cerdo, de pescado, de perritos calientes, y de “ave”… averigüe usted.

11. Huevo

El controversial huevo ha sacado al cubano de aprietos desde tiempos inmemoriales. Hervido, en revoltillo, tortilla, frito “durito” o blandito; para desayunar, almorzar y/o cenar; con arroz blanco y plátanos maduros fritos, atrae el apetito de cualquier persona nacida en Cuba.

Si bien algunos lo catalogan de manjar, otros- a causa del consumo excesivo- al marcharse del país se resisten a incluirlo en su dieta. Incluso, es común escucharles articular frases similares a esta: “no me fui de Cuba para seguir comiendo huevo”.

Sin embargo, citando el popular refrán “el tiempo todo lo cura”, meses después de su llegada a tierras extranjeras, les veremos añorar las deliciosas posturas de gallina.

12. Plátanos maduros

No podía faltar en nuestra lista, luego de haberlos mencionado en varias ocasiones. Los plátanos maduros fritos son una delicia común en nuestra cultura. No por gusto, están incluidos en esa obra de arte conformada por el huevo y el arroz blanco.

13. Pizza Cubana

foto – claraboyacircular.com

Diferente a cualquier otra que podamos probar, la pizza de su tierra es uno de los platos que más extraña el cubano. Preparadas de forma artesanal, con los bordes tostaditos, y la masa ligeramente gruesa, cada una es especial, y suele ser la comida rápida de la Isla.

Es común comprarla en cualquier merendero, paladar o a un vendedor ambulante; doblarla a la mitad, sosteniéndola con un pedazo de papel o cartulina, e irla comiendo mientras nos dirigimos hacia nuestro destino.

14. Ensalada fría

foto – lacocinadevero.com

Otro platillo muy popular en las celebraciones cubanas y compañera de las croquetas en la cajita.
La receta original consta de coditos (un tipo de pasta) – en su ausencia, sustituidos por spaghetti- pollo, mayonesa y cebolla. No obstante, se han creado variantes que incluyen piña, atún, jamón y vegetales.

15. Pan con “timba”

Una suerte de botana se trata de la preparación de pan redondo (conocido en Cuba como pan de la bodega) con queso y conserva de guayaba.

16. Pastelitos de guayaba

Foto – huffpost.com

Un manjar al cual el cubano nunca podrá resistirse. Los pasteles de guayaba son el fruto prohibido de aquellos que quieren perder peso.

Si logró terminar de leer este texto, sin salir corriendo a comer alguno de los platillos mencionados, usted, o no es cubano, o su dieta es bien rigurosa…

¿Cuál es tu favorito? ¡Coméntanos!

RECOMENDADOS:

Deja Tu Opinion..

comentarios

La persona que Donald Trump ha elegido para liderar las negociaciones con Cuba es partidaria de...

El estado de Hawáii ha decretado la alerta ante un posible ataque nuclear de Corea del...

Aquí en Todo Cuba, ya te hemos hablado en muchas oportunidades sobre el ilimitado número de...

DERECHOS RESERVADOS TODOCUBA.ORG - 2016 TERMINOS | POLITICA